jueves, 25 de mayo de 2017

Momento Presente

Demasiadas veces nos pasamos la vida buscando maneras de “ganar” tiempo, para luego no saber muy bien qué hacer con el tiempo que hemos “ganado”. Entonces buscamos maneras de “matar” el tiempo, o “hacemos” tiempo, esperando que llegue aquello que vendrá después. Sin embargo, nos ponemos nerviosos cuando sentimos que estamos “perdiendo” el tiempo. Lo raro de todo esto es que el tiempo no se puede ganar, perder, hacer ni matar. Como bien decía Albert, es relativo. Una hora haciendo algo que te da mucho placer es infinitamente más corta que la misma hora, esperando un resultado de un estudio médico complicado, la cual parecerá no terminar jamás. El tiempo como tal no existe. Lo que existe es nuestra percepción del tiempo. Date cuenta y deja de correr. Date cuenta y deja de postergar. Encuentra el justo equilibrio y disfruta del momento presente que, al fin y al cabo, es lo único que tienes en tus manos, siempre.

jueves, 18 de mayo de 2017

Personas irritantes

Si, es verdad. Hay, en tu entorno, personas irritantes. Gente que adopta actitudes fastidiosas. Molestas. Date cuenta de que son SUS actitudes. Son suyas y por lo tanto, es su problema, no el tuyo. Eso, siempre y cuando estés atento y tengas la lucidez de reconocerlo. No es lo que ellos hagan o digan lo que importa. Lo importante es lo que tú decidas hacer al respecto. En tu enojo, en tu frustración yace una enorme cantidad de energía. Apenas te des cuenta, re-canaliza esa energía en propósitos positivos, creativos, solidarios, constructivos, inspiradores. Deja que los demás hagan lo que quieran. O lo que puedan. Pero no les entregues el control sobre tu vida. No dejes que te manejen. Tienes cosas mucho mejores que hacer, y lo sabes. No esperes a mañana. Este, aquí y ahora, es tu momento. No lo desperdicies.

viernes, 12 de mayo de 2017

Egoísmo egoista

No te alegres ni tan siquiera un poquito cuando a alguien las cosas no le salen como esperaba. Esa sensación de superioridad que en algún rincón de tu mente aflora, quizás hasta con algo de culpa, son puras mentiras. Que a otro le vaya peor que a ti no significa que a ti te vaya bien. Más aún: si te alegra, lo único seguro es que a ti NO PODRÁ irte bien. Por el contrario, alégrate y entusiásmate con los logros de los demás. Siente genuina felicidad cuando al otro las cosas le salen bien. Aprende de sus logros, observa su actitud, mira sus acciones y comprende el secreto de su éxito. Apenas sientas el más mínimo placer por un contratiempo ajeno, reconócelo y transfórmalo en solidaridad, apoyo y empatía. Si no te sale hacerlo por el otro, hazlo al menos por ti mismo. Si estás siendo egoísta date cuenta que serlo no te sirve, que no es bueno para ti. Y al hacerlo, transforma de inmediato tu sentir.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Depende de ti

¿Sientes que tu día no está siendo como querías? ¿Estás triste o angustiado, te sientes vacío o deprimido? Es verdad, puede que algunas cosas no hayan salido como esperabas. Sin embargo –y esto no es conformismo- estoy seguro de que muchas cosas en tu vida siguen estando realmente bien. Y tú, una vez más, las están dando por sentado. No lo hagas. Reconoce cada una de tus bendiciones empezando por tu propia, única y maravillosa vida. Relativiza eso que te ha molestado, dale la importancia que realmente merece. Demasiado a menudo las cosas que nos ponen de mal humor, que nos entristecen o fastidian, son insignificantes comparadas con lo que de verdad podría considerarse un “mal día”. No seas desagradecido con la vida. Cambiar la actitud, transformar :-( en :-) sólo depende de ti y puedes hacerlo en apenas segundos. No pierdas tu valioso tiempo angustiándote por tonterías. Adopta una actitud positiva. Enfrenta la vida dándole a las cosas la importancia que realmente merecen. Hacerlo así, siempre está en tus manos.

miércoles, 5 de abril de 2017

Pequeños milagros

Esperando que algún milagro notorio y llamativo ocurra, dejas de reconocer los interminables, pequeños y aparentemente intrascendentes milagritos que suceden, todo el tiempo, en tus propias narices. Son tantas las cosas que das por sentado... Estás donde estás gracias a –o por culpa de- una serie de decisiones que han ido generando un conjunto de consecuencias, abriéndose en un árbol de infinitas alternativas. Seguramente fueron hechos fortuitos, esas que llamas coincidencias, los que te llevaron a conocer a tu actual pareja, a cambiar de empleo o de actividad, a vivir allí donde hoy vives. Decisiones que pudiste haber tomado o dejado de tomar. Pequeños milagros de entonces que hoy puedes ver en perspectiva. Pequeños milagros que hoy también existen, generando decisiones y acciones que están abriendo paso hacia uno de tus futuros posibles. Reconoce los pequeños milagros que te rodean, conecta con ellos, agradécelos y deja que la asombrosa magia de la vida guie tus pasos.

martes, 28 de marzo de 2017

Pensando intuyendo

No pienses. Solamente. No te dejes llevar por tu instinto. Solamente. Camina por el sendero del medio, como si estuvieses haciendo equilibrio sobre una cuerda. Si en una rápida jugada en ataque el delantero de un equipo de futbol piensa demasiado antes de patear al arco buscando definir, le estará dando ese instante extra al defensor del equipo contrario, para anticiparlo y alejar el peligro. Si por el contrario, sólo actúa por instinto y sin pensar, muy probablemente y por atolondrado, desperdicie la chance dejando el balón en las tribunas. Exactamente lo mismo aplica en el juego de la vida. No pienses ni dejes de pensar. No te guíes sólo por tu instinto ni dejes de sentirlo y de hacerle caso. Nadie dijo que sea fácil. Pero es posible. Y sumamente conveniente.

martes, 21 de marzo de 2017

El otro lado

Tus tiempos no son los tiempos de la Vida. Las cosas son como son. Como deben ser. Y cuando deben serlo. Ni antes ni después… y por lo general, no antes sino después. No esperes entenderlo, porque desde tu esquema cartesiano, razonado, de causas y consecuencias, nunca lo comprenderías. Ejercita la paciencia, sin confundir paciencia con resignación. Da un paso atrás y observa tu vida en perspectiva. Haz el intento de correrte de tu lugar protagónico y mira las cosas como lo haría un observador, ajeno, desde un lugar diferente al que tú ocupas. Deja de pensar y empieza a percibir. No pases todo por el filtro de la razón. Escucha a tu voz interior y deja que aflore tu intuición. No sólo el Cosmos y la naturaleza, el ciclo eterno de las estaciones, las mareas, los amaneceres y los atardeceres son perfectos exponentes del milagro del Todo. Tú también lo eres. Tu vida y tus circunstancias, tu entorno y tu realidad son como deben ser. Aunque no lo parezca, aunque no siempre lo comprendas, así es. Abre tus sentidos, expande tu mente, acepta la magnificencia de tu Ser más profundo y déjale guiarte. Hazle un lugar en la cabina de mando de tu Vida. Puedes tener la plena certeza de que no te arrepentirás.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Sintoniza

Alzas la vista, y allí está. Un atardecer impresionante. Los rayos del sol atravesando las nubes a través de pequeños resquicios cual reflectores cayendo sobre la Tierra. Plateados, dorados que van transformándose lentamente en rosas y rojos refulgentes. Un instante mágico que te sacude y te deja sin aliento, haciéndote sentir la perfección del Todo. Si, allí está. Y habría estado incluso si, como de costumbre, no te hubieses percatado. Todos los días, todo el tiempo, a tu alrededor ocurren pequeños y grandes milagros. Cosas que das por sentado y que, si te detienes a pensar aunque sea tan solo por un instante, te maravillan. Baja un cambio, observa más, registra más, sonríe más, agradece más. Es una excelente manera de estar en sintonía con la preciosa, mágica y sorprendente esencia de la vida.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Transformando hábitos

Tus hábitos en la vida son útiles y necesarios. Hasta cierto punto. Conducir tu auto pensando en el freno o el acelerador no tendría sentido. Tampoco lo tendría que te cepillases los dientes siendo consciente de cada movimiento del cepillo. Pero hay otros hábitos que sería bueno que revisases cada tanto. Cosas que tuvieron sentido en algún momento, pero que ya no. Reacciones ante determinados comportamientos de los otros, ante ciertas circunstancias de la vida aprendidas hace años. Ponerte a la defensiva ante un comentario crítico o sentirte amenazado por un nuevo integrante de tu equipo son reacciones que más te valdría reemplazar. Pero para eso, primero debes tomar conciencia de que algo así está sucediendo. Tarea complicada cuando de hábitos enquistados con el tiempo se trata. Empieza por los más simples y evidentes. Desafíate a esparcir la crema de afeitar en la cara, o el shampoo en la cabeza, o a cepillarte los dientes o a peinarte, con la mano izquierda si eres diestro, y al revés. Y toma conciencia de lo que te pasa. Con una sonrisa. No te fastidies por tu torpeza, recuerda que sólo se trata de un ejercicio. Identifica cada uno de tus hábitos cotidianos y empieza a cambiar algo en ellos. Toma un camino diferente, desayuna algo distinto, y haz que sea de manera consciente. Poco a poco irás descubriendo hábitos más profundos, más dañinos que aunque alguna vez quizás te protegieron, hoy te paralizan, te impiden crecer y desarrollarte como persona. Darte cuenta es el primer paso en tu camino hacia reemplazar un hábito ya inútil por uno mucho más sano y productivo.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Receta para un sueño hecho realidad

Puedes hacer realidad tu sueño. Pero no alcanza con desearlo. Puedes planificar todas las tareas necesarias, y eso tampoco sería suficiente. Puedes sentarte a meditar, visualizando tu sueño hecho realidad hasta el más mínimo detalle, y tampoco eso lo haría realidad. Para lograrlo, ponte en acción. Da el primer paso, con lo que tengas. Hay algo puedes hacer, asi que hazlo. ¿Que no será fácil? Si lo fuese, no valdría la pena. ¿Que demandará demasiado tiempo? Cuanto antes empieces, antes lo conseguirás. Y sin embargo, no te lances tan sólo siguiendo un impulso. Planifícalo. Y no te limites sólo al hacer. Tus pensamientos son energía formadora de realidad. Así que visualízalo terminado, imagínalo, siente cómo se sentirá cuando lo hayas logrado. Acelerarás los plazos. Llegarás antes, y mejor. Combina ferviente deseo con acción, pasión y energía y entonces si, tu sueño se hará realidad. Con mis mejores deseos (y mi más firme convicción de que sí, puedes) para que en el 2017 logres todo lo que te propongas conseguir!!

viernes, 23 de diciembre de 2016

Reconectando

El espíritu navideño flota en el aire. Todos andan por allí esparciendo deseos de felicidad. Algunos de ellos sentidos y con verdadera intención. Otros, la mayoría, dichos mecánicamente y sin mucho contenido que digamos… Sea como fuere, esos deseos van siempre dirigidos desde cada uno, y hacia el exterior. Nunca en sentido inverso. Dedícate unos instantes a ti mismo. Siéntete. Date cuenta de que, para ti, eres lo más importante que existe en este momento. Siéntate en algún lugar tranquilo… cierra los ojos… respira profundo… Agradece. Apoya la palma de tu mano en tu plexo solar. En tu pecho. Siente. Conecta con tu esencia. Siente. Siente tu Ser Interior, que no es otra que tú mismo. Siente el amor que está allí. Deséate todo el amor del mundo, deséate todo lo que deseas. Siente. Siéntelo haciéndose realidad. Y así será. Ahora si, Feliz Navidad. Feliz Januca. Feliz Vida. Recuerda que ahora, Susurros para el alma está disponible en formato electrónico! Amazon en español: https://www.amazon.es/dp/B01MRXJRB9

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Deja de intentarlo

Deja ya de intentarlo, y hazlo. Decídete. Deja de esperar el momento perfecto. Deja de poner excusas. ¿Te faltan algunos recursos? Tienes lo suficiente para empezar. ¿Te falta tiempo? Deja de lado algunas de las cosas que lo consumen y prioriza las cosas importantes. Toda la energía que dedicas a intentarlo, concéntrala en llevar a cabo acciones concretas y enfocadas que te acerquen aunque sea un paso a su concreción. Puedes hacerlo. Sólo falta que dejes de intentarlo, y que pongas manos a la obra para hacerlo.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Está todo bien

Nada es casual. Así que relájate, sonríe, acepta y recuerda que, finalmente, comprenderás. No pelees con la vida. Fluye con ella. Alguna vez supiste que así era como funcionaban las cosas, pero una vez más lo olvidaste. Lo sigues olvidando, una y otra vez. ¿Por qué? Quizás porque sea parte de las reglas del juego. Tus cinco sentidos juegan su rol con mucha eficiencia y te hacen creer que así son las cosas. Parece todo tan evidente, que no hay espacio para cuestionar nada. Pero si, puedes cuestionar. Y ojalá lo hicieras. Puedes sentir y meditar y emocionarte y darte cuenta de que eres más de eso que ves cuando te ves. Puedes percibir que hay algo más. Puedes intuirlo. Y puedes hacerlo, incluso, en medio de tu carrera detrás de la vorágine cotidiana. No hace falta que te mudes al Himalaya. Empieza, simplemente, recordando que nada es casual, que todo es como debe ser y que en algún momento, quizás no tan lejano, comprenderás. Recordarás. Mientras tanto sonríe, relájate y disfruta del camino.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Ocúpate

No te preocupes. Ocúpate. Piénsalo por un momento: “Pre-ocuparte” tendría sentido si lo entendieses como la acción de ocuparte por anticipado. De adelantarte a los hechos si estuvieses previendo que algo no iba a funcionar como esperabas. Entonces, pre-ocuparte serviría para corregir aquello que pudiste preveer. Pero no es el caso. Preocuparte no es en tu mente sinónimo de pre-ocuparte. Tu “preocuparte” no es más que una pérdida de tiempo y energía. Te enrieda y te paraliza, te angustia y profundiza la preocupación, impidiendo que te ocupes de erradicar aquello que causa este estado de incertidumbre e insatisfacción. Apenas te des cuenta de que algo te está preocupando, córrete de ese lugar inmediatamente y analiza qué cosas podrías hacer, proactivamente, para resolverlo o, al menos, encaminarlo. Siempre hay algo que puedes hacer, por mínimo que sea. Si nada parece factible cambia el enfoque, córrete y míralo desde otra perspectiva. Piensa diferente. Olvídate de todas las acciones que consideraste hasta allí y sal de tu zona de confort. Algo, siempre, puedes hacer. Sólo falta que descubras qué, y que te atrevas a intentarlo.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Pensar, sentir y actuar

Siente, piensa y decide. O sino piensa, luego siente y finalmente decide. El asunto es que no sólo pienses, ni que unicamente sientas. Y que decidas, ¡y actúes! Dejarte guiar sólo por el instinto no sería bueno. Para algo tienes tu razón, tu experiencia y tu capacidad de pensar y analizar. Guiarte sólo por la razón tampoco sirve. Para qué tendrías instinto, intuición y sensaciones que “te hablan”. Sea como fuere, una vez que hayas pensado, sentido, analizado y escuchado la voz de tu intuición, toma una decisión y actúa en consecuencia. Corre el riesgo de equivocarte, pero actúa. Siempre estarás a tiempo de corregir, de ajustar el rumbo. Pero por favor, ponte en marcha. Sigue considerando opciones si lo necesitas, pero en movimiento. Avanza, progresa, equivócate y corrige. Es la única manera de acercarte a tu objetivo. Aprendiendo del error y construyendo a partir de la experiencia.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Poder, se puede...

“No se puede”. Error intrínseco. O Mentira, como prefieras llamarlo. Nunca, ‘no se puede’, es una aseveración válida. En realidad, es justo al revés. Siempre se puede. Claro que seguramente no resulte fácil, que no sea simple y hasta es probable que demande un esfuerzo enorme. Inmenso. Agotador. Pero se puede. Imagina qué habría pasado si el señor, o la señora, que un día inventó la rueda, después de un rato de pensar hubiese concluido que “no se puede”. O si nuestro tatara-tatarabuelo en aquellas frías cavernas, tras observar el incendio producido por un rayo al caer sobre un bosque seco, en lugar de pensar y pensar, de intentar e intentar hasta que una chispa brotara al frotar dos piedras, se hubiese dado por vencido diciéndole a tu tatara-tatarabuela “Vieja, no se puede”. Todo lo que puedes imaginar, todo lo que puedes soñar, por más loco y absurdo que parezca, es factible. Si podemos volar, en avión, aladelta o ultraliviano, si podemos comunicarnos por teléfono celular y videconferencia, si personas que no pueden ver juegan futbol y personas que no tienen piernas participan en competencias de atletismo… no quiero escucharte ya nunca más, por favor, decir que algo “no se puede”. La limitación no está en el hecho, sino en tu mente y en tu actitud al respecto. Erradica el “no puedo” de tu boca y de tu mente y verás que todo, absolutamente cualquier cosa que te propongas, está a tu alcance.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Cambio

Que la única constante es el cambio, ya lo sabes. Pero una cosa es saberlo y otra, muy distinta, vivirlo. Acepta que las cosas en tu vida cambian. No te resistas al cambio sólo por el cambio mismo.De igual modo, no aceptes cada cambio sin chistar. No todo lo nuevo es bueno por el solo hecho de ser nuevo. Utiliza tu criterio y acepta aquellos cambios que sientas como un aporte positivo en tu vida. Los demás, recházalos sin dudar. Nada es 100% bueno ni 100% malo. Revisa cada cambio que irrumpa en tu vida y quédate con aquellos que percibas en sintonía contigo. De lo contrario, lo más probable sería que terminase imponiéndose, o siendo esquivado por ti, pero sin saber muy bien por qué. Acepta el cambio, cuando merezca ser aceptado.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Maestro Interior

Hoy, en Argentina, es el “día del Maestro”. Aprovecho la ocasión para desearle, entonces, un Feliz Día a cada uno de Ustedes. Al maestro que cada uno de Uds. lleva en su interior. Lo sepas o no, tengas o no consciencia de ello, tú no eres quien crees que eres. Tu verdadero yo no es tu cuerpo, no son tus pensamientos, no son tus emociones. Tu yo profundo no es material ni se rige por los parámetros de tiempo y espacio que tú manejas. Pero existe. Está allí. Puedes sentirlo. Y es tu verdadero maestro. Si lo buscas, lo encontrarás. Si lo has olvidado, cada vez que vuelvas a tu eje y recuerdes, allí estará, guiándote y mostrándote los caminos de la vida que has venido a recorrer. Entonces, para que pueda realmente ser el ‘feliz día del maestro' detente, respira consciente, medita, recuerda y ve a su encuentro, hoy y cada uno de los días por venir.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Abrirte para sentir

Abre tu corazón, ábrete y haciéndolo, permitirás que lleguen a ti cosas que, estando cerrado y abroquelado tras tus siete armaduras, de ninguna manera llegarían. Si, por supuesto, así de cerrado como estás te sientes seguro, protegido, a salvo de unas cuantas emociones. Déjame decirte que lo que te pierdes es mucho más de lo que crees ganar. Ábrete al mundo, deja de preocuparte por lo que los demás podrían pensar o dejar de pensar. Por lo que podrían decir o dejar de decir. Por la posibilidad de que alguien pudiera rechazarte. ¡Esta es tu vida! Y parte de su enorme riqueza pasa por estar abierto a sentir, a dar y recibir, a vivir en plenitud. Deja de lado la aparente seguridad de, tan sólo, transcurrir. Lánzate, zambúllete, arriésgate y acepta que algunas veces podrías llegar a salir un poco magullado. Es el precio que debes pagar para, la otra inmensa mayoría de las veces, disfrutar más, divertirte más y, en síntesis, reemplazar esa sensación de vacío por una profunda y hermosa plenitud.

viernes, 26 de agosto de 2016

Habla

Si las cosas no están saliendo como esperabas, compártelo. Si te sientes triste, angustiado, frustrado o preocupado, compártelo. Háblalo. Sin esperar soluciones mágicas. Sin ninguna falsa expectativa de que quien te escucha resolverá tu vida. Porque al compartirlo estarás poniendo en movimiento energías trabadas que necesitaban fluir. Y al expresarlo, al ponerlo en palabras, te estarás escuchando a ti mismo. Por más obvio que parezca, eso es muy distinto que seguir dándole vueltas en tu cabeza. El feedback, la respuesta, el consejo, el comentario o hasta el silencio que recibas de quien sea que te esté escuchando, podría darte la clave. Ese clic que te haría ver las cosas desde una nueva perspectiva. La llave que abrirá esa puerta que, tan cerca de ti, no estabas pudiendo ver. No tengas miedo al ridículo. No temas exponerte. Habla. Exprésalo. Y sentirás cómo se alivia la pesada carga que llevabas en tus hombros, mientras se afloja ese nudo que mantenía atado tu pecho.

martes, 16 de agosto de 2016

Pasión y excelencia

Hacerlo bien la primera vez, o tan sólo cumplir con lo mínimo y necesario. Suele ser un dilema en el cual, demasiadas veces, optas por el camino aparentemente más fácil. No lo hagas. En el largo plazo, el camino más fácil termina siendo el más largo y complicado. Ir por el camino más fácil es quedarse varado en la mediocridad y el aburrimiento. Y aunque lo consiguieses, te quedarías vacío. Disfruta de ir en busca de la excelencia, no lo sientas como una carga. Porque la carga verdadera está en el peso infinito del vacío y la frustración de saber que aquello que podría haber sido, no lo fue por tu desidia y tu mediocridad. Busca la excelencia en todo lo que hagas y encenderás la pasión, despertarás el entusiasmo y entrarás en un círculo virtuoso gracias al cual sentirás intensamente que la vida merece ser vivida.

jueves, 11 de agosto de 2016

Un alma habitando un cuerpo

Sueles pensar que tienes un ser interior. A menudo tu principal objetivo es poder conectar con tu alma. Sin llegar a comprender que en realidad, no “tienes” alma. Porque no “eres” un cuerpo. Esa imagen de un cuerpo con una llamita brillando en tu interior, no es lo que es. En todo caso la que “tiene” un cuerpo es tu alma. Quien tú realmente eres, es ese “ser interior” al que la vorágine cotidiana te lleva a olvidar y a ignorar. Así, vives confundido. Tus cinco sentidos te hacen creer que “esta” es la realidad y aquello otro es pura imaginación. Esa tibieza, ese calorcito que sientes en algún lugar del pecho, esa chispa fulgurante de brillante claridad que, como un rayo, ilumina tu consciencia, esa es la verdadera realidad. Cuanto más conectado puedas estar con esa, tu esencia, más feliz, pleno y luminoso será tu transcurrir por esta existencia a la que llamas Vida.

jueves, 4 de agosto de 2016

Tienes razón

Tienes razón. Pero no, no te estoy dando la razón. Simplemente estoy diciendo que tienes razón. ¿Cómo te sonaría si, en lugar de eso, te hubiese dicho “tienes intuición”? Hagamos la prueba. Empecemos otra vez. Tienes intuición. Automáticamente viene a tu cabeza (justamente, a tu cabeza!) la idea de que estoy hablándote de razón e intuición como cuestiones complementarias, u opuestas; verdad? Lo cual, obviamente, no sucedió cuando leíste las dos primeras palabras de esta reflexión. En ese momento, tu ego te hizo pasar por un instante de profunda satisfacción: Gabriel dice que tengo razón… ¡qué bueno! Fue apenas un instante fugaz, porque inmediatamente tu razón se dio cuenta de que eso no tendría sentido, siendo que yo no sabía de qué estabas hablando o en qué estabas pensando. Pero así y todo, en las primeras tres frases seguías algo confundido. ¿Sabes por qué? Porque estás acostumbrado a moverte pura y exclusivamente a partir de tu razon-amiento. De la pura lógica cartesiana, Y de buscar, en lo que sea y como sea, “tener razón” (ahora si, en el primer sentido que le diste a la expresión). Si, tienes la bendición de poder razonar. Pero ¿sabes qué? Tienes también la bendición de poder intuir. Olvidada, arrumbada muy dentro de ti, está la habilidad de la intuición. Haz a un lado la razón. En los momentos más difíciles y complicados, dale lugar a la intuición y déjala tomar el mando por un rato. Siente qué bien se siente. No tengas miedo. Suelta y disfruta. Tomarás las mejores decisiones, y tu vida se encaminará en la mejor dirección posible.

jueves, 28 de julio de 2016

Ojos del alma y oídos del corazón

La vida te da señales, pero no estás mirando. La vida te está hablando, pero no la escuchas. Estás tan encaprichado con tu idea de cómo supones que deben ser las cosas, que sigues protestando y quejándote y lamentándote, casi por costumbre ya. Pero, ¿a qué me refiero cuando hablo de “la vida”, esa vida que tironea de tu manga como un niño pequeño reclamando atención? ¿Quién es ese que está intentando guiarte? Acalla por un instante la razón, dale un respiro a los pensamientos y deja que sea la intuición quien tome las riendas y te muestre el rumbo. Puedes hacerlo. Y lo increíble del caso es que sería mucho más simple que esa tortura mental constante a la que sueles estar sometido. Conecta con tu esencia, conecta con tu Ser. Recuerda quién realmente eres y ve al encuentro de ese tú mismo que tan a menudo dejas olvidado en tu interior, tapado por la vorágine del diario quehacer. Abre los ojos, pero los del alma. Escucha, pero con el corazón. Verás las señales que te estás dando y escucharás los susurros que te estás diciendo. Y entonces, sólo faltará que te hagas caso y, siendo fiel a ti mismo, vivas la vida que has venido a vivir.

viernes, 22 de julio de 2016

Cuando todo se derrumba

Vivir, a veces, es complicado. Tienes todo más o menos encaminado y algo sucede. Tu mundo parece, de repente, quedar patas para arriba. Edificaste, con paciencia y dedicación, ladrillo tras ladrillo, el edificio de tu vida. Como un niño pequeño jugando con sus cubos. Y de repente viene la vida y en un instante y de un manotazo, voltea el juego, te cambia las reglas. El edificio se desmorona y queda por el suelo. ¿Y entonces? ¿Cuál es tu propuesta? ¿Qué harás al respecto? Protestar, quejarte, sufrir y angustiarte, patalear y ponerte de mal humor, ¿crees que resolvería algo? Muy por el contrario, lo único que conseguirías con esos sentimientos y actitudes sería empeorar las cosas. La vida, a veces, parece complicada. Pero aún así, sigue siendo hermosa. Y juguetona, muy juguetona. Ante todo, dimensiona. ¡No te ahogues en un vaso de agua, por favor! No te enojes. Observa. Mira más allá de los problemas, más allá de las desgracias. Al otro lado de eso que ha ocurrido, la vida continúa, esperando que atravieses los obstáculos, que aprendas las lecciones, que crezcas con la experiencia. Mira hacia adelante con optimismo, con fe y confiando en que todo es como debe ser, aunque no siempre podamos comprenderlo. Mira atrás buscando aprendizajes, sin rencor ni arrepentimiento. La vida, entonces, te abrazará con fuerza y te sacará del pozo, elevándote muy por encima de aquello que apenas podrías llegar a imaginar.

jueves, 14 de julio de 2016

Alimentar el espíritu

Ríe más. Baila más. Canta más. Pinta más. Actividades todas ellas que mueven la energía, ayudan a que fluya, generan endorfinas y así, hacen que todo en tu vida se tiña de un color más luminoso, que tu actitud sea más positiva y se llene de optimismo. Si sabes cómo, toca más la guitarra, o el piano, o el instrumento que más placer te de. Camina más, o trota o corre o practica el deporte que sea de tu agrado. Estudio, trabajo, tareas domésticas… sea lo que fuere que ocupe la mayor parte de tus días, compleméntalo con actividades que te ayuden a cambiar el foco. Que distraigan tu atención y, por sobre todas las cosas, que te brinden instantes de plenitud y felicidad. No eres un robot, no eres una máquina programada sólo para ser efectivo en tus tareas cotidianas, alimentarte, pasar un par de veces por el baño y dormir, para volver a empezar con la rutina una vez más. Eres mucho más que eso. Eres un Ser espiritual. Un espíritu habitando un cuerpo mayoritariamente guiado por una mente, a su vez principalmente regida por la razón. Sacúdete la rutina, flexibiliza la rigidez, enciende y alimenta la llama que brilla en tu interior, deja que la energía fluya libremente, y todo lo que haga tu costado productivo resultará mucho más efectivo aún.

jueves, 7 de julio de 2016

Diseñando el futuro

¿Qué habría pasado si…? Es una pregunta que no tiene respuesta, así que no pierdas tiempo planteándotela. Estás aquí por las decisiones que has adoptado. Y por las que has evitado adoptar. Pero eso ya es historia. Vale la pena, sin embargo, echar una mirada a ese pasado para ver, observar, los hechos y acciones que te trajeron hasta donde ahora te encuentras en cada uno de los aspectos de tu vida: El día que conociste a tu pareja, cuando pudiste no haber estado allí. Cuando decidiste que estudiarías lo que estudiaste, o que no estudiarías. Cuando aceptaste aquél empleo, o cuando algo hiciste para que no te lo ofrecieran. No lo hagas para congratularte ni para lamentarte. Sino para tomar conciencia de que eres artífice de tu futuro. Estás adonde estás y eres quien eres a partir de lo que has hecho y de lo que has dejado de hacer. Y en el futuro que espera allí adelante, estarás donde estarás y serás quien serás a partir de lo que hagas hoy. Este día es, nada más ni nada menos, tu pasado de entonces. Trasládate con tu pensamiento, con tu imaginación, a ese momento futuro. Mira atrás. Estás viendo a tu yo presente, actual. Con la salvedad de que, para aquél que está mirando, eres su pasado. Haz lo que debas hacer, ahora, para que aquél de allí adelante pueda estar mirándote con agradecimiento, felicidad y admiración. Ámalo, ámate, atrévete y hazlo.

jueves, 30 de junio de 2016

Cerrando puertas

Cuando una puerta se cierra, otra se está abriendo ante ti. Conoces el refrán, ¿verdad? Aunque es absolutamente así, demasiadas veces estamos demasiado concentrados en el portazo. Y allí nos quedamos, pegados. Sin poder ver la rendija que se va ampliando, la puerta que se va abriendo, la abertura que se va desplegando ante nuestros ojos, ciegos a ella. Estate atento, cada vez que una puerta se cierre, que una oportunidad sea descartada, que una relación se termine. No te pierdas esa otra puerta, esa otra oportunidad, esa otra relación que la Vida te estará ofreciendo. Muchas veces, demasiadas veces, eres tú quien debe terminar de empujar la puerta que va quedando atrás. Es la Vida quien está mirando, atenta, a la espera de que te decidas y cierres esa etapa, ese intento, esa experiencia de una vez. Porque sólo una vez que hagas tu parte, ella hará la suya, regalándote esa nueva puerta, brillante y reluciente. Sea como sea, una vez que la veas frente a ti, una vez que logres reconocerla, da el paso fundamental. El que te hará atravesarla. Hazlo, aventúrate, atrévete, anímate, investiga, recorre el territorio que se extiende más allá de lo conocido, deja atrás la comodidad de tu zona de confort traspasando esa puerta que acaba de abrirse ante ti. Ve por ello y en lugar de arrepentimientos, cosecharás maravillosas recompensas.

miércoles, 22 de junio de 2016

Preguntas importantes

¿Te has preguntado últimamente para que haces cada una de las cosas que haces? Ante cada respuesta repite la pregunta inicial ¿Para qué? hasta llegar a la respuesta verdadera, esencial. Por ejemplo, si al preguntarte para qué trabajas te has respondido “para ganar dinero” sigue preguntando para qué. Si tu respuesta fuese "para pagar las cuentas", lamento sonar aburrido, pero vuelve a repetirte, ¿para qué? Para darle una educación de calidad a mis hijos podría ser una de las respuestas posibles. O para alimentarnos, para viajar, para pagar la renta o la hipoteca… las respuestas seguramente se irán ramificando pero si sigues preguntando, al final de la secuencia deberías llegar a LA respuesta más importante de todas: Y ésta debería ser "para ser feliz", "para estar bien" (o para mi bienestar, que vendría siendo lo mismo, verdad?), o cosas por el estilo. Si así no fuese, entonces sería buena idea que empezaras a recorrer el camino inverso, preguntándote qué cosas te llevarían a sentirte así: feliz, pleno, realizado. Y que le dieras lugar a algunas de ellas. Porque aunque no siempre es posible hacer lo que uno ama; lo que siempre puedes es amar lo que haces, agradecerlo, valorarlo. Y si te dieses cuenta de que no puedes, recorre entonces el camino necesario ¡para cambiarlo! En última instancia, tu principal objetivo debería ser el de buscar la realización, la plenitud, la felicidad. Pregúntatelo, estate atento a la respuestas que obtengas y haz lo que debas hacer para que, más temprano que tarde, ellas sean las que deseas escuchar.

miércoles, 15 de junio de 2016

Miedos útiles

Tienes miedos. Es normal, no te angusties. Tampoco te preocupes. Ocúpate, ni más ni menos. Y cuídate, simplemente, de que el miedo te resulte útil, que cumpla la función para cual está allí. No permitas que te paralice. Aprovéchalo, escúchalo, aprende lo que el miedo esté invitándote a aprender, entrénate, practica, pide ayuda, comprende y recorre la corta distancia que existe entre tu razón y tu emoción y, agradeciéndole los servicios prestados, déjalo a un lado y siente como te alejas de la sensación de miedo, fortalecido, mejorado, atrevido y entusiasmado. Muchas veces creemos que vivir sin miedos sería lo mejor que nos podría pasar. En realidad, lo mejor que nos puede pasar es reconocer que tenemos miedo, entender su causa, hacer lo que sea que haya que hacer y así, superarlo. ¿Que no puedas hacerlo solo? Eso no quiere decir que no puedas. Pide la ayuda adecuada si es necesario y, solo o con ayuda, siente la maravillosa libertad estallando dentro de ti al atravesar el miedo y dejarlo atrás.

miércoles, 8 de junio de 2016

Ser tú mismo

No aparentes ser quien no eres. No aparentes sentir algo que no sientes. Quien tú realmente eres es un ser tan valioso que, si lo piensas apenas un instante, fingir ser alguien diferente carece absolutamente de sentido. ¿A quién pretendes impresionar? ¿Qué esperas conseguir? ¿A quién crees poder engañar? Mírate al espejo. Ahora. Ponte de pie, por favor, y camina hasta un buen espejo. Mírate. Mírate a conciencia, viendo ese rostro que es tuyo, tus facciones en detalle, y tus ojos. Mírate a los ojos y allí verás reflejada tu alma. Tú sabes quien eres. Lo sabes bien, más profundo o bien a flor de piel, en algún lugar dentro de ti lo sabes. Aunque fueses el más astuto, el más hábil simulador, aún si pudieses engañar a todos los demás, aquí contigo mismo y a solas con tu alma no puedes engañarte. Vuelve a conectarte con tu esencia. Reconoce la maravilla de ser quien realmente eres, tu más auténtico yo, con tus dones y tus fortalezas y tus defectos y debilidades. Eres un ser único e irrepetible y estás aquí por algo y para algo. Deja de hacerte el distraído, sé tu mismo y vive la vida que has venido a vivir.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Deja de pedir. Empieza a agradecer

Hay una palabra mágica. Una palabra que te ayudará a hacer realidad tus sueños. Es milagrosa. Basta que la repitas con cierta frecuencia y con la intención y conexión suficientes y adecuadas, y así será. Pero al mismo tiempo debes cuidarte de no pronunciar otra palabra, tan poderosa como aquella pero que funciona como su antídoto. La palabra milagrosa, claro, es ‘gracias’. La prohibida es ‘quiero’. Agradece todo lo que tienes, todo lo que eres. Hazlo cada día y hazlo sintiéndolo realmente. Tienes tus sueños y entre ellos, el más preciado. Agradécelo también. No dejes de hacerlo y todo lo que agradezcas crecerá, se fortalecerá, se multiplicará. Evita, sin embargo, pensar o decir ‘quiero’ seguido de lo que sea que desees. Si lo quieres significa que no lo tienes y repetirlo reforzaría esa carencia. El Universo está conspirando todo el tiempo para que tus deseos se hagan realidad. Agradeciendo lo ayudas, queriendo juegas en contra, lo alejas. Obviamente que tú tendrás que hacer tu parte de este lado de la realidad. Tendrás que hacer el trabajo duro, perseverar y levantarte cada vez que tropieces. Agradécelo como si ya fuese tuyo, porque lo es. Agradécelo como si lo tuvieses, y lo tendrás.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Lado B

Tienes un Lado B. Como en los viejos vinilos, aquellos pequeñitos que traían una canción por lado. En ellos, muchas veces la del lado B era mejor que la principal. Lo mismo pasa contigo. Tienes un Lado A, ese que se lleva toda la atención, el que ocupa la mayor parte de tu tiempo, el más “comercial”. El que suele ir de la mano con tu razón. El que la mayoría de la gente conoce. Pero ahí está también tu Lado B. El “artesanal”. El que te apasiona y, paradójicamente, tienes relegado a unas pocas horas al día, o a la semana… o al mes. El que estimula tu intuición y que muy pocos conocen. Dale a tu Lado B la importancia que se merece, ponlo a sonar más a menudo en el tocadiscos de tu vida. La música que suene te dará felicidad y alineará tus acciones, hechos y circunstancias para que fluyan suavemente y de la mejor manera posible.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Milagros

Deja de esperar que suceda un milagro. Y date cuenta. Ponte a pensarlo por un momento. Considéralo de verdad. Deja de hacer lo que estás haciendo y piénsalo. Ahora. Todo en tu vida, todo lo que te rodea, es un milagro. Empezando por tu propio cuerpo. Los latidos de tu corazón, el funcionamiento de todos tus órganos en armonía, tu más preciado don, sea cual fuere… todo es un milagro, no me digas que no lo ves! Y eso sin contar todos los “otros” milagros cotidianos que están allí, todo el tiempo, esperando que los reconozcas. Esas “casualidades” sin explicación que, sabiendo leerlas, te muestran el camino, te dan una respuesta, te confirman que vas por el camino correcto o te sugieren un cambio de rumbo. Eres un mago, sólo que no lo sabes. Y si lo sabes, te lo olvidas demasiado a menudo. Acéptalo, recuérdalo, vívelo así porque así es y disfruta más seguido de esa sonrisa que, estoy seguro, se ha instalado ahora en tu rostro, en tus ojos y en tu corazón, por el simple hecho de recordarlo.

viernes, 29 de abril de 2016

Desenojate

No te enojes. No es bueno para ti. Hormonas como la adrenalina y el cortisol salen disparadas, listas para defenderte. Tus vasos sanguíneos se contraen, aumenta la frecuencia cardíaca, los músculos se tensan… Todo ello era muy adecuado para tus antepasados en las cavernas, y, no tan atrás, en la Edad Media cuando apenas te distraías, siempre había alguien dispuesto a robarte o, incluso, matarte por alguna nimiedad. Dolores de cabeza, daños en el hígado y la vesícula, contracturas musculares, úlceras y todo otro conjunto de síntomas y enfermedades son producto de los cambios en tu organismo que el enojo desencadena. ¿En serio crees que vale la pena? La próxima vez que sientas que algo está enojándote, recuerda y sonríe y déjalo pasar. Y si no puedes manejar ese impulso cavernícola apenas te des cuenta, desenójate lo más rápido posible. Dialoga, reflexiona, acepta, explica, comprende y hazlo, todo ello, desde el amor. No permitas que la rabia y el odio se apoderen de la situación. Hazte respetar, pon las cosas en su lugar, pero en paz. Con firmeza, con seguridad, pero con respeto. Actúa cierto enojo en caso necesario, pero cuidando que no surja de tus entrañas trogloditas. Enójate menos, disfruta más, y siente esa inmensa paz creciendo en tu interior y reflejándose en tu exterior, en cada uno de los aspectos de tu vida.

jueves, 14 de abril de 2016

Está todo bien

¿Cuándo vas entender? Más que entender, ¿cuándo vas a sentir, aceptar, internalizar, que todo es como debe ser? Mientras sigas quejándote, protestando, reclamando y sintiendo que la vida es injusta contigo… así será. Aléjate un par de pasos y mira las cosas en perspectiva. Verás una foto mucho, pero mucho más grande que tu momento actual. Mucho más grande que tus circunstancias y más grande incluso que tu propia vida mirada así, en perspectiva. Los tiempos de la Vida son otros tiempos. Ella no tiene apuro. Intenta sintonizar con esa mirada, con ese ritmo, y aceptando que los errores no son “errores” sino experiencias y aprendizajes, agradece el hecho de darte cuenta de que todo, siempre, es como debe ser.

miércoles, 6 de abril de 2016

Vivir el Presente

Todos hablamos de vivir el presente. Que el presente es lo único que existe, que el pasado ya se ha ido y el futuro todavía no está aquí. Sin embargo, en una realidad cotidiana invadida por recuerdos y planes, este desafío termina resultando bastante frustrante. Es que aquí no podemos desprendernos de los recuerdos ni dejar de hacer planes sobre lo que vendrá. Nuestra mente, además, suele irse de paseo divagando fantasías o completando historias de las que sólo conoce una mínima parte y así, lo único que logra es sacarnos del, famoso, momento presente. Entonces, ¿de qué hablamos cuando hablamos de vivir el presente? Por un lado de ser conscientes, estando aquí, de estar aquí. De poner tus sentidos al servicio de lo que estás haciendo. Foco, alineando el ser con el hacer y el pensar. Y por el otro, estamos hablando en realidad de nuestro Ser, no de nuestra mente-cuerpo. Cuando decimos “vivir el presente” nos referimos a ese estado que se alcanza básicamente a través de la meditación, o para algunas personas mediante el ejercicio de su más preciado Don. Estar en el Ser. Respirar, contemplar, borrando pensamientos divergentes y haciendo foco en tu Esencia, allí donde no existe el tiempo. Alineando tu existencia en este plano con la Esencia de tu Ser, estarás en el Presente y a partir de allí, todo fluirá natural y fácilmente de este otro lado de la existencia, donde el pasado y el futuro no tienen otra alternativa que desplegarse, y existir.

sábado, 2 de enero de 2016

Feliz año... de quién a quién?

Ser feliz en este nuevo año no es algo que dependa de la cantidad de “feliz 2016” que hayas recibido. Que seas feliz o no, depende exclusivamente de ti. Si vas a ponerle condiciones, si vas a creer que deben darse un conjunto de determinadas circunstancias para, sólo entonces, poder ser feliz, perdiste la partida antes de empezar a jugarla. Empieza agradeciendo. Agradece por el mero hecho de estar vivo, lo cual te da la posibilidad de revertir lo que sea que pudiera entristecerte. Agradece tus seres queridos, tus conocimientos y habilidades, tus dones, tu experiencia y tu situación actual. No te enfoques en las carencias, concéntrate en todo lo que si tienes, en todo lo que sí eres. Valóralo ahora, sin tener que esperar a perderlo para hacerlo, y estarás reconociendo montones de razones para ser feliz. El más importante de los deseos de feliz año nuevo es el tuyo propio, expresado sobre ti mismo. Sé feliz, sin condicionamientos, aquí y ahora. De ti depende.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Amor práctico

En estos días en que son tantos los deseos de felicidad, amor y paz que van y vienen de aquí para allá, cabe preguntarnos qué es lo que en realidad estamos –y nos están- deseando. Amor y felicidad se manifiestan en las pequeñas cosas, a través de pequeños gestos cotidianos. De nada sirven esos deseos si no van acompañados de hechos concretos, de gestos amables, de actitudes bondadosas y positivas. Desear felicidad a tu compañero de trabajo o a tu vecino, y cinco minutos después estar reaccionando con fastidio y enojo por alguna pequeñez, sólo alejará el contenido de esos deseos vacíos que has manifestado. Habla menos y actúa más. Se más solidario, regala una sonrisa sincera, date el permiso de emocionarte, se más paciente y comprensivo, menos agresivo y más respetuoso. Declarando amor hueco y vacío, hueco y vacío te sentirás. Construye amor en cada detalle, y verdadera felicidad será lo que cosecharás.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Puntos de vista, puntos de encuentro

Tienes tu punto de vista. Estás convencido de que es así, tal como tú lo ves. Hay otro, allí enfrente, al que le pasa exactamente lo mismo. Y así, tan simple como eso, en un abrir y cerrar de ojos habrá estallado la discusión, la pelea, la guerra. Abre tus orejas, tus ojos, tu mente y tu corazón a escuchar lo que ese otro tiene para decir. Adopta una postura amplia y abierta y escucha de verdad, visualiza la idea que el otro te presenta, piénsala y siéntela. Escucha y percibe hasta el final, conteniendo esa necesidad imperiosa de interrumpir para refutar. Intenta comprender, despojado de prejuicios e ideas preconcebidas. Algo de sentido, de valor, ha de tener esa otra perspectiva. En la medida en que tú estés abierto a escuchar, entender y aceptar al menos parte de ella harás que el otro sintonice la misma frecuencia y, recorriendo cada uno un trecho del camino, puedan encontrarse en un punto intermedio. Discutir, pelear, luchar, enojarte y angustiarte nada aportaría, ni a él ni a ti. Ábrete y saldrán, ambos, crecidos, enriquecidos, beneficiados.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Primero yo. Pero, para qué?

Muchas de las teorías de superación personal, bienestar y crecimiento espiritual sostienen que lo que uno debe hacer es comenzar por uno mismo. Esto significa, por ejemplo, que en lugar de ver y criticar las falencias en los demás, es bueno hacer un auto análisis mirándose a uno mismo. Sucede que muchas, demasiadas veces, esto puede llevar fácilmente del “primero yo” al más crudo de los egoísmos. Paradójicamente trabajar sobre uno mismo, lo cual supone una vocación de crecimiento y superación personal, podría devenir así en un constante “mirarse el ombligo”, aumentando el egocentrismo que se intentaba moderar. Estate atento porque de lo que se trata, como en todos los aspectos de la vida, es de encontrar el justo equilibrio. Empezar por ti mismo, si, pero ¿para qué? Para salirte de ese ti mismo y proyectar tus dones, tus habilidades, tus aprendizajes, tu amor hacia los demás, al mundo que te rodea. Para volver a empezar, en una retroalimentación constante de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro. Tú puedes transformar el mundo. Ese puede ser el objetivo allá lejos, en el horizonte. Para eso estás transformándote tú mismo. Entras, observas, corriges, mejoras, sales y aportas. Una y otra y otra vez. Cuídate. Quedarte metido dentro de ti no es lo que querías cuando te propusiste crecer.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Angustia sin fundamento

Llamas por teléfono a tu hijo. No contesta. Insistes con el llamado un rato más tarde. No contesta. Las chances de que le haya pasado algo son ínfimas. Es mucho más probable que no haya escuchado la llamada, se haya quedado sin batería en su móvil, esté ocupado o en clase o sin señal o… montones de razones más. Escuchas un ruido en la mitad de la noche. Seguramente sea una rama cayendo de un árbol o un vecino golpeando una puerta o algo parecido. En estas y en miles de situaciones, la angustia ya está allí, instalada y sin miras de retirarse. ¿Qué fue lo que la provocó? ¿El ruido? ¿La llamada no respondida? No! Son tus pensamientos los únicos responsables! Ellos armaron toda la película en apenas segundos. Guión, escenografía, actores principales y extras, hasta la música eligieron, tenebrosa y de suspenso. Y tú compraste la entrada y te sentaste, pasivo cual espectador en el cine de verdad, a mirar la peli en tu cabeza. Y de un salto, en instantes apenas, estás formando parte del elenco. Todos los días, cientos de veces al día, estás triste, angustiado, deprimido, enojado sin razones objetivas que lo justifiquen. Todo por obra y arte de tus pensamientos. Date cuenta. Reconócelo y frénalo apenas seas consciente de lo que está sucediendo. Sácate las telarañas de la falsa angustia auto-generada y siente como la paz de tu espíritu ocupa rápidamente su lugar.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Comprende más, acepta más

Una señora intenta estacionar su auto en el parking de un supermercado, pero alguien ha dejado un carrito de compras contra una columna, dificultando la maniobra. La señora piensa, calcula… mientras otro auto espera para avanzar. Su conductor no tiene idea de la existencia del carrito en la columna. Se impacienta, está apurado, insulta a la señora invitándola a que vaya a lavar los platos. Un señor comenta molesto con su esposa, lo antipática que está la vecina del piso de abajo. La critica ácidamente juzgando su mal humor con dureza. No sabe que una de sus hijas está en la fase terminal de una grave y extraña enfermedad. Ejemplos como estos se multiplican hasta el infinito. Desde pequeñeces absurdas hasta situaciones gravísimas. Juzgamos, opinamos, criticamos, sin tener la menor idea. No tenemos a la vista todos los detalles, no logramos comprender que no contamos con la foto completa, que nos movemos en base a una perspectiva sumamente limitada. Y no lo hacemos de manera “aséptica”. No mantenemos una postura objetiva, no formamos nuestra opinión sin involucrarnos emocionalmente. Nos apasionamos generando así mala onda, energía negativa que nos contamina y, esparciéndose, contamina todo el entorno. Comprende más. Acepta más. Observa más. Reconoce que hay, seguro, cosas que no sabes acerca de la persona o de la situación que te fastidia y que por lo tanto criticas. Deja de lado esas actitudes nocivas y reemplázalas por una comprensión mayor. Pon una dosis de paciencia en tu vida. Pon amor y aceptación, contempla con ojos más dulces la realidad que te rodea y todo lo que toques, mejorará.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Vivir intensamente

Sentirte cómodo es agradable. Por un tiempo y de vez en cuando. Sentirte cómodo demasiado tiempo termina resultando fastidioso, aburrido, tedioso y, finalmente, incluso incómodo!. Desafiarte a ti mismo puede resultar atemorizante. Es lógico sentir miedo al fracaso, a no poder, a no saber. Aceptar el desafío puede ser mucho más incómodo que hacerte el distraído. Pero no aceptarlo generaría una incomodidad mucho más prolongada y profunda. La incomodidad del arrepentimiento y de la incertidumbre. De vivir siempre con la duda en cuanto a “qué habría pasado si”. Evítalo ahora que puedes. Haz lo que tengas que hacer atravesando el miedo, las dudas y la incomodidad. Mirando atrás dentro de un tiempo sentirás la satisfacción de haber hecho lo que debías. Para profundizar en esta reflexión, te invito a leer el motivador mensual que acabo de subir a motivaciondiaria.com: “Ver, Hacer, Vivir, y Ser”. Te dejo el enlace: http://motivaciondiaria.com/nmot/monthly_index.html Buena semana, buena vida!

domingo, 23 de agosto de 2015

Actitud ganadora en www.motivaciondiaria.com

Hola amigos!! Hace apenas unos minutos he subido un nuevo "Motivador del mes" a Motivación Diaria. Los Motivadores del Mes son artículos mucho más extensos que los mensajes que publico diariamente en el sitio. Abordan un tema de manera profunda y exhaustiva. Hasta ponernos al día con la versión original en inglés estoy subiendo a razón de uno por semana aproximadamente y el que acabo de publicar es "Actitud ganadora". Se los recomiendo! La versión completa está disponible para aquellos de Uds. que ya forman parte de Motivación Diaria, y una versión reducida para quien no. Les dejo el enlace y espero que lo disfruten tanto como lo he disfrutado yo: http://www.motivaciondiaria.com/nmot/monthly_index.html Un abrazo y Feliz Semana!!

jueves, 13 de agosto de 2015

Nuevo sitio - Motivacion Diaria

El nuevo sitio de Motivación Diaria está activo desde...¡¡¡ AHORA!!! Nuevo diseño, nuevas herramientas, mayor poder en tus manos para vivir una vida mejor! Por favor, cuéntenme qué les parece: www.motivaciondiaria.com. Algunas de las novedades: - Búsqueda: Puedes buscar entre los más de 4.000 mensajes diarios publicados, por título, palabras clave o frase exacta - Afirmaciones positivas personalizadas: Estando loggeado, los avisos de la derecha cambian por afirmaciones positivas que van rotando. Y lo mejor de todo: Puedes definir las tuyas propias con foco en tus objetivos. Estarán rotando en el sitio solo para ti. - El mensaje diario en la Home. Ya no más escondido en una página interna. - Configurar tu cuenta: No quieres recibir los mensajes diarios por email pero si seguir accediendo al área exclusiva para inscriptos? O quieres pausar la suscripción porque sales de vacaciones? Todo esto y mucho más, es posible a partir de ahora. Te estoy esperando en www.motivaciondiaria.com y me encantaría recibir tus comentarios y sugerencias... gracias!!

miércoles, 29 de julio de 2015

Lucha constante

Somos escenario de una lucha constante. Nuestra razón está resistiendo, todo el tiempo, los intentos que hace nuestra intuición por llegar a nosotros. Tu Ser Interior está susurrándote constantemente el camino a seguir, la mejor decisión a tomar a cada instante. Mientras tanto, tu razón es la férrea defensora del statu quo, de lo conocido, de lo aparentemente seguro. Tu razón cree, equivocadamente, que lo mejor que puede hacer por ti es defenderte de aquello que no alcanza a comprender. La razón es lógica, adherida a la aparente relación inequívoca de causa y efecto. Date cuenta, y empieza a prestarle atención a tu intuición, a ese impulso creativo que sientes, ves, percibes como una llamarada, cada tanto. Proponte reconocer al menos una señal de tu Ser Interior cada día. Destina una hojita de papel y toma nota de cada una de esas señales, apenas aparezcan. Revísalas diariamente, y pronto llegará el momento en el cual tu Ser Interior tenga voz y voto, a la par de tu razón. Es allí donde encontrarás el camino que has venido a recorrer.

miércoles, 22 de julio de 2015

Intuición

Cuando algo dentro de ti te diga que lo hagas, si te da alegría, si te entusiasma, si resuena con tu Ser… ¡HAZLO! No dudes, no cuestiones, no preguntes. Se trata de la voz de tu intuición y si has tenido la dicha de escucharla, el paso siguiente es hacerle caso. Esa voz interior te habla muchas más veces de las que logras escucharla. Así que una vez que te enteras, no la ignores. Si dudas, si lo dejas para más adelante, estarás dándole lugar a la razón y lo más probable es que ésta termine convenciéndote de lo ridículo, absurdo e ingenuo de eso que tanta alegría te había producido en un principio. Haciéndole caso a tu intuición sentirás alegría, placer, plenitud y, lo más importante de todo, estarás caminando despacito pero sin pausa, en la dirección que tu Ser Interior desea encaminarte.

martes, 30 de junio de 2015

Tan simple que resulta dificil

Ya sabes que todo es como debe ser. También sabes que los problemas esconden oportunidades. No hace falta que te recuerde que el arquitecto de tu vida eres tú. Y así podríamos seguir enumerando certezas que, justamente, ya sabes. Pero ¿y entonces por qué vivir siendo fiel a todo eso “que sabes” resulta tan difícil? ¿Por qué la vorágine y el vértigo cotidianos te sacan de eje tan a menudo? Y la pregunta más importante de todas: ¿cómo evitarlo? La distancia que separa tu cabeza de tu corazón no es de más de 30 o 40cm. Sin embargo, parece que debe medirse en miles de kilómetros cuando en lugar de cabeza hablamos de razón y en lugar de corazón nos referimos a intuición. La respuesta es tan simple que hasta parece mentira que resulte tan difícil ponerla en práctica: Medita. Medita y vuelve a meditar. Dedícale apenas un ratito cada mañana, cada noche, cada vez que puedas. Respira, limpia tu mente de pensamientos y siente (SIENTE) la conexión con tu Ser Interior. No esperes cambiar tu realidad de la noche a la mañana. Pero estate atento, porque empezarás a experimentar cambios positivos en muy poquitos días. Cuando eso suceda no te relajes, no te dejes estar. Insiste. Redobla la apuesta. Medita, medita y vuelve a meditar. Es, aunque parezca mentira, así de fácil.

miércoles, 17 de junio de 2015

Cuál presente?

Muchas veces hablamos de vivir el presente. Pero, ¿cómo hacer para vivir este momento que, justo ahora, está aquí? En teoría estamos todos de acuerdo. El pasado ya fue y nada podemos hacer con él. El futuro aún no llegó y hasta que no se convierta en presente tampoco podremos hacer nada con él. Sin embargo, el instante presente es efímero. Apenas tomas conciencia de que aquí está, se ha ido. Bastante frustrante, verdad? Miras la tele. Pasan Real Madrid vs. Barcelona. Tú crees que estás viendo lo que está pasando “ahora”? No!!! En el preciso instante en que en tú ves y escuchas el golazo de Messi, en el estadio el festejo ha terminado y ya están jugando otra vez… Haz la prueba de poner un partido de futbol en la tele ahora, que tienes la Copa América recién empezando. Sintoniza en la radio a través de Internet una emisora con el relato de ese mismo partido. ¡Verás qué divertido! Las jugadas en la radio llegarán unos 30 segundos más tarde que en la tele y eso que en ésta, ya estarán llegando bastante después de que hayan ocurrido en realidad. O sea, no es de “ese” aquí y ahora del que estamos hablando. Estamos hablando de que cuando estés con algo, con alguien… ¡estés con ese algo, con ese alguien! Estate presente, con toda tu atención, con todos tus sentidos, con tu emoción, en eso en que estás. Pensamiento, emoción y acción enfocados, todos, en una misma dirección. Esta es una de las lecturas posibles. Hay otras, pero por “el momento”, creo que alcanza con que te des cuenta, e intentes estar presente en el presente. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

lunes, 15 de junio de 2015

Avanzar a pesar de los negativos

Propongas lo que propongas, siempre habrá alguien que esté en contra. Pero si la mayoría está de acuerdo, sigue adelante. No pierdas tiempo y energía discutiendo con el negativo de turno. Escucha sus motivos y considéralos, porque podría estar viendo algo que tú no. Pero si la oposición no tiene asidero, por favor no te enredes en ella. Ponte en marcha con el apoyo de todos los que coinciden. Estate abierto a ajustar el rumbo sobre la marcha, sé permeable a las sugerencias y a las críticas constructivas pero no dediques ni un segundo más a convencer ni persuadir a los boicoteadores. Si así lo hicieses te estarías enganchando en su juego y nunca avanzarías. Déjalos ser y asegúrate de que te dejen hacer lo que sabes que debes hacer. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 3 de junio de 2015

Decisiones

Estas hoy, aquí donde estás, como consecuencia de tus decisiones pasadas. De las pequeñas decisiones cotidianas. No todo está bajo tu control, es cierto. Más aún, es bastante poco lo que puedes controlar y son muchos los factores externos. Es por eso que tus decisiones son tan importantes. Por más pequeñitas que parezcan, su impacto puede ser enorme. Piénsalo por un instante… si hubieses decidido no ir a aquella reunión en la que conociste a la que hoy es la madre de tus hijos… y si no fuiste y hubieses ido ¿la habrías conocido? Si no hubieses decidido responder a esa búsqueda que desembocó en aquel nuevo empleo… y si no respondiste, ¿y si lo hubieses hecho? Tu vida habría tomado rumbos totalmente diferentes. Detente por un instante y toma conciencia de lo enorme que es esto que te estoy diciendo. Para que, mirando atrás, las decisiones chiquitas, cotidianas, puedan ser recordadas y reconocidas como hitos trascendentes en tu vida, no dejes que sea sólo la razón la que tome las riendas. Escucha a tu intuición, sigue tu instinto, presta atención a tu voz interior… No lo olvides, estas decisiones que tomas hoy son las causas de tu presente en uno de tus futuros posibles. Haz que sea lo más parecido posible a ese que tanto anhelas. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Actitud

Muéstrate. Opina. Aporta. Ofrécete. Cuando haya algo que hacer y los demás parezcan encogerse tras sus papeles, pantallas, libros, diarios o lo que sea que tengan a mano tú, en cambio, levanta la cabeza y toma la iniciativa. La diferencia entre hacerlo sólo para cumplir y hacerlo de manera excelente es mucho menor que la que existe entre no hacerlo en absoluto y hacerlo de manera mediocre. Ya que lo estás haciendo, hazlo bien. Siente el placer y la satisfacción de saber que puedes. Ya sea que se trate de ayudar a alguien a cruzar la calle o de llevar a cabo una tarea complicada en la oficina, hacerlo te dará muchísimas más satisfacciones que evitarlo. La flojera, la vagancia, la mediocridad no aportan nada bueno a nadie, empezando por quien las ejerce. La diferencia de actitud depende de ti. Así que cada vez que puedas, no lo dudes, y recorre la milla extra. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 22 de abril de 2015

Culpa y responsabilidad

Ayer, caminando por una transitada calle de mi barrio, me crucé con una mujer que iba hablando por teléfono. Llegué a escucharle decir “yo así no puedo, esto no da para más, me acaban de echar del trabajo por tu culpa…”. Estuve a punto de volver sobre mis pasos para explicarle que no. Que lo que sea que le hubiese sucedido, ahora y siempre, no era “culpa” de nadie. Que era, consciente o inconscientemente, de su propia y exclusiva responsabilidad. Pero no parecía estar de humor para ser interrumpida en su acalorado alegato. La culpa como tal no existe. Lo que sea que aparezca en el escenario del teatro de tu vida, está allí porque tú así lo has decidido. Tú eres el director de esta obra maestra. Tú convocas a los personajes y decides las situaciones que atravesaste, atraviesas y atravesarás. Todo es como debe ser. Y lo que pasa o dejar de pasar no es tan importante como lo que tú decidas, puedas, hacer con ello. No lo olvides… como dijo Oscar Wilde, “esto no es el ensayo general, esto es la vida!”, y ni eso, ni ninguna otra cosa, podría ser “culpa” de nadie. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 8 de abril de 2015

Tan simple, tan complicado

Es tan simple. Y tan complicado. Aunque parezca contradictorio, así es. Vivir tu milagrosa y maravillosa vida consciente de que eso es lo que es, sólo depende de ti. Si tan sólo pudieras recordar que todo está bien, si tan sólo confiaras en el hecho de que nada de lo que sucede, nada de lo que TE sucede es un error, verías tu vida fluir desde una intensa paz interior. El miedo, la necesidad de controlar, de dominar, de imponer aquello que crees mejor para ti son algunas de las piedras que tú mismo pones en tu camino. Cada vez que te des cuenta de que te estás enojando, peleando, fastidiando con la vida porque las cosas son como son detente, recuerda, acepta que así es porque así debe ser. Acepta, sin resignarte. Agradece, sin enojarte. Y vuelve a empezar, desde ese otro lugar. El esfuerzo vale la pena y, con el tiempo, hasta dejará de requerir esfuerzo.

jueves, 26 de marzo de 2015

Sabio interior

Cuentas con la sabiduría necesaria para hacer lo que sea que te propongas. Y también cuentas con la sabiduría necesaria para saber, con total certeza, cuál es tu mejor camino en cada instante de tu vida. Estás equipado con todas las herramientas que necesitas. Tienes sin embargo, también, un par de problemitas. El primero, es que no lo sabes. Y el segundo, que no te escuchas. En la medida en que no sepas que sabes, lo mismo da. Y mientras sigas negándote a escuchar tu voz interior, por más que ella hable, grite o susurre, no habrá manera. No la escucharás. La buena noticia es que aparece, a cada rato y muy a pesar de tu ego, de tu mente consciente, de tu lógica razonadora, una ventanita por la cual asoma tu Ser. Instantes fugaces en los cuales sientes, casi como en un destello, la voz de tu sabio interior. Reconócela, date cuenta, percíbela sin intentar racionalizarla porque haciéndolo, lo único que lograrías sería hundirla un poco más. Una vez que eso suceda sólo restará lidiar con el tercero de los problemas: Hacerlo. Sigue tu intuición, reemplaza el “debería…” por acciones concretas y decididas; sin pensar tanto, sin darle tantas vueltas y dando de una vez el paso que tu razón no se anima a dar. Eres un Ser Superior encerrado en un cuerpo mente increíblemente pequeñito. Ese Ser Superior está intentando que tú, chiquitín, hagas lo que has venido a hacer. Sólo hace falta que le des el lugar que se merece. Escúchalo, y hazle caso.

jueves, 5 de marzo de 2015

Arrepentimiento reparador

Mirando atrás es probable que reconozcas uno o dos, o quizás más aún, puntos en los cuales tomaste el camino de la derecha para luego creer que el de la izquierda habría sido mejor. Bifurcaciones en el sendero te tu vida que, aún hoy, generan en ti uno de los más inútiles sentimientos que podrías experimentar: arrepentimiento. Eso que crees que fue un error, no lo fue. Es tu mente consciente y razonadora, con su limitada perspectiva, la que cree que equivocaste el camino. Todo lo que decidiste estuvo bien decidido. Con un enfoque más amplio y mirando a través de los ojos de tu sabio interior te darás cuenta de que hiciste lo que debías. Hiciste lo que necesitabas hacer para experimentar, atravesar, transcurrir lo que viviste a partir de aquella decisión, luego cuestionada. Lo que ahora debes hacer para que todo tenga sentido es “completar el ejercicio”. Reparar, corregir, arreglar lo que sea que ahora sientas que ha estado, teóricamente, “mal”. En la medida en que puedas aprender de la experiencia para no volver a tropezar con la misma piedra, nada de lo ocurrido habrá sido un error. Hasta que no lo aprendas, y pongas en práctica lo aprendido, seguirás “reprobando la prueba” y “repitiendo el año”. Se puede. Tú puedes. Inténtalo, reemplaza arrepentimiento por acción y verás que así es como funciona. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

jueves, 12 de febrero de 2015

Fiel a ti mismo

Di lo que tengas que decir, no lo que creas que el otro quiere escuchar. En realidad no sabes cuáles son las expectativas de los demás, en primer lugar. Y aunque las supieses, no es tu problema. Se fiel a tus convicciones. Si no puedes ser honesto contigo mismo, ¿cómo podrías serlo con los demás? ¿De qué serviría que intentases adaptarte a lo que -tú crees, supones o sabes-, ellos esperan de ti? Nada bueno puedes esperar de ser quien no eres, ni de hacer o decir cosas en las que en realidad no crees. Por el contrario, siendo fiel a ti mismo, tarde o temprano y más temprano que tarde, los resultados que cosecharás serán excelentes. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, en la hermosa tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Intuición, Divino Tesoro

No creas en todo lo que ves. Porque las apariencias engañan. Confía en cambio en tu intuición. Porque ese es el lenguaje que utiliza tu alma intentando conectar contigo. No puedes ver el aire que respiras. Y sin embargo, nada hay más evidente que el hecho de que respiras, verdad? Por qué, entonces, te empeñas tan tozudamente en el limitante y limitado “ver para creer”? Cada vez que le has hecho caso a tu intuición, por lo general te ha ido bien. Y cuando no fuiste fiel a eso que sabías que debías hacer o decir la has pasado… no tan bien. ¿Qué más hace falta entonces para que te convenzas? Vas a seguir pegándote con la misma piedra, cometiendo los mismos errores, hasta que aprendas? No sería bueno aprender de una buena vez? Ya sabes todo lo que necesitas saber. Ahora sólo falta que te convenzas de que así es, y lo pongas en práctica. Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, con la complicada tarea de no olvidar que de ti depende.

miércoles, 14 de enero de 2015

A concienia

Hoy, ¿le has dicho que le amas? ¿Lo, o la, has mirado a los ojos -con intención y no tan sólo al pasar-, escudriñando su alma? ¿Le has dado un abrazo, un buen abrazo, sentido y consciente? ¿Has agradecido a la Vida el hecho de que esté allí, a tu lado? Tus relaciones… pareja, hijo, amigo, padre, madre o hermano, necesitan ser cultivadas, valoradas, cuidadas. La vorágine cotidiana, las listas y listas y más listas de cosas para hacer, los mails, tweets, chats y las cientos de circunstancias de tu actualidad suelen llevarte a perder de vista lo verdaderamente importante. Por eso, cuida tus afectos, y ¡no los des por sentado! Cuando lo mires, míralo. Si lo abrazas, abrázalo, de verdad. Estate con el, o ella, estando. Llenarás tu alma. Y todo lo demás, todas las cosas de tu cotidiana realidad, fluirán muchísimo más naturalmente.

jueves, 1 de enero de 2015

De ti depende

Se fue. Llegó. Los buenos deseos compartidos en estas fechas –algunos de corazón, la mayoría por inercia- ¿harán que el 2015 sea feliz? ¿De qué depende? No de las circunstancias. No de cuestiones externas, ni de los vaivenes del día a día. Adivina de quién depende. ¡¡Exacto!!... ¡¡De ti!! Ya sé que lo sabes, pero también sé que lo olvidas tan a menudo… Cómo responder a cada una de las cosas que la vida te presente, es una decisión que tú tomarás minuto a minuto. Acepta, reconoce, recuerda que si te está ocurriendo es porque tú así lo has decidido. No tú, sino tú. El otro. Tu yo “maestro” que está esperándote. Ser feliz sólo depende de tu propia actitud. Agradece todo, absolutamente todo y prepárate para responder positivamente a lo que sea que la vida te ofrezca. Así, y solamente así, tendrán sentido los infinitos deseos de “feliz año nuevo”. Ahora sí, entonces, déjame desearte que puedas fabricar, para ti mismo, un ¡Feliz 2015! Visítame en MotivacionDiaria.com Nuestro objetivo es ayudarte, de a un día a la vez, con la complicada tarea de no olvidar que de ti depende.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Felicidad

Recordar. Recordar y ser feliz. Para eso estás aquí. Todo lo demás son, deberían ser, medios para alcanzar aquellos fines. Recordar. Y ser feliz. De eso se trata. Recordar quien realmente eres. Reemplazar esa convicción de que eres ese que te devuelve el espejo, por la certeza de que este cuerpo no es más que un préstamo que, llegado el momento, tendrás que devolver. Recordar, sentir, vivenciar, intuir, percibir quien realmente eres. Sin pensarlo, sin razonamiento, sin pretender “entender” desde la lógica y aparente realidad que tus cinco sentidos te quieren hacer creer como real. Escuchar, con los ojos del corazón; ver, con los oídos del alma. Y así, en ese segundo de genuina lucidez dejar de tratar para, simplemente, ser. Si nada de lo que haces día a día te brinda felicidad verdadera, si nada de lo que haces está guiado por la pasión, detente. Ya. No sigas por inercia y en piloto automático. Aquello que enciende tu corazón, que hace aletear a tu alma, eso es lo que te despertará, lo que te conectará con tu verdadero Ser. Dale lugar en tu vida. Te lo estás pidiendo. Escúchate, y hazte caso.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Justo al revés

Si crees que debes esperar a que las cosas marchen como esperas para sentirte bien, para ser feliz y para agradecer, lamento desilusionarte, pero no es así como funciona. ¿Qué tal si pruebas justo al revés? ¿Qué tal si empiezas agradeciendo todas las cosas por las cuales deberías estar agradeciendo cada instante de tu vida? ¿Qué tal si, al hacerlo, sientes la sonrisa que casi sin querer, se insinúa en tu mirada? ¿Y qué tal si; súbitamente, habiendo agradecido y siendo consciente de tu incipiente alegría, empiezas a sentirte mejor? Haz la prueba. Ahora mismo. Agradece. Sonríe. Siente. Reemplaza el círculo vicioso por el virtuoso. Reemplaza al “caricúlico empedernido” para el que todo está mal, por el “ingenuo soñador” para quien todo está bien, a pesar de todo. Porque… sabes qué? incluso aunque no te lo creas, lo está!

miércoles, 26 de noviembre de 2014

No te hagas el distraído

Cuanto antes lo encares, mejor. Un problema incipiente, un diálogo incómodo o un riesgo que percibes en el horizonte, todos ellos, cuanto antes, mejor. No van a desaparecer por el mero hecho de que hagas de cuenta que no existen. Muy por el contrario, los estarías alentando a crecer, a desarrollarse, a complicarse más aún, tornándose cada vez más difíciles de resolver. Sea lo que sea que te esté preocupando míralo de frente, parándote firme sobre tus pies. Ese simple cambio de actitud ya marcará una diferencia. Asume el control de la situación. Sé tú quien maneje las circunstancias, y no al revés. Sentirás la tranquilidad de estar haciendo lo que sabes que debes hacer y al mismo tiempo, evitarás quedar paralizado en otros aspectos de tu vida.

martes, 11 de noviembre de 2014

Camino a la excelencia

Las preguntas que recibas respóndelas yendo al punto, y si no lo sabes di, simplemente, no lo sé. Lo que tengas que hacer, hazlo y en la medida de lo posible, hazlo bien la primera vez. Lo que haya que resolver, resuélvelo. En lugar de enredarte en justificaciones explicando por qué no a través de una larga lista de excusas, concéntrate en que si, en concretar, en resolver. Conviértete en una fuente de soluciones, no en un explicador crónico. Enfócate en ser efectivo, rápido, eficiente, útil. Y hazlo con una sonrisa, amable y paciente. Serás valorado por tu entorno, si, pero eso no es lo más importante. Lo realmente importante será que te sentirás bien contigo mismo, mientras transitas el camino a la excelencia.

martes, 4 de noviembre de 2014

Conectados

Desde los tiempos prehistóricos de la era virtual, cuando ICQ (te acuerdas?) nos deslumbraba con su instantaneidad, viendo aparecer uno a uno los caracteres que “otro” digitaba al otro lado de Internet, las cosas han cambiado bastante… hoy tenemos Facebook, Twitter, Google+, teléfonos (móviles y de los otros), SMS, una o varias cuentas de mail, Skype, Whatsapp, Linkedin, etc. etc. etc… Cada día más conectados. Hiper conectados. Y paradójicamente, cada día estamos menos y menos conectados de verdad. Con tu familia, tus amigos, con tu entorno en general, ¿estás “conectado”? ¿Sabes lo que realmente les pasa? ¿Sabes que sienten, que necesitan? ¿Saben ellos lo que necesitas tú, lo que sientes, lo que deseas, que cosas te preocupan? ¿Cuánto hace que no conectas con alguien, mirándole a los ojos con verdadera intención? Conectarse hacia afuera en la vorágine de chats, tweets, mensajes y llamados suele arrastrarnos, casi sin darnos cuenta, a desconectar con nuestro interior y con lo profundo, verdaderamente importante del entorno. Recuerda, en medio de la hiper conectividad que nos envuelve, hacer contacto con aquello que verdaderamente importa.

miércoles, 15 de octubre de 2014

No esperes estar listo para comenzar

No esperes el momento adecuado. Porque nunca lo será. Ya puedes empezar. O continuar, si lo habías dejado para después. Con lo que sabes, con las herramientas a tu alcance, con lo que tienes es suficiente. Sobre la marcha irás ajustando el rumbo, corrigiendo errores, aprendiendo qué es lo que funciona y qué es lo que no. Es importante que empieces antes de estar listo, porque de lo contrario correrás el riesgo de no sentirte listo, nunca. De una cosa puedes estar seguro: cometerás errores. Porque la única manera de no equivocarte sería quedarte quieto. Y créeme, es mucho mejor el error de la acción que la aparente seguridad de quedarte paralizado por miedo a, justamente, ese error que seguro sucederá. Lánzate, atrévete, salta a la vida y vívela intensamente. Siente la plenitud de vivir en lugar de tan sólo transcurrir. Disfruta del aprendizaje que sólo se adquiere haciendo. Tú sabes lo que debes hacer, así que hazlo. Aprovecha que en este momento, justo en este momento, estás listo para vivir.

martes, 7 de octubre de 2014

Tratale bien

Trata bien a todas las personas, lo más que puedas, lo mejor que puedas. No sólo a los que te traten bien, sino también y especialmente a quienes no lo hagan. Una sonrisa, un gesto amable, una palabra cálida, un por favor y un gracias pueden transformar radicalmente una situación, siempre para mejor. Que alguien te maltrate o te falte el respeto no te habilita a hacer lo mismo. Nada positivo obtendrías haciéndolo, sino más bien todo lo contrario. Entrarías en un círculo vicioso, una escalada de violencia y agresión que sólo podría generar mala onda, enojo y frustración. Estudios científicos recientes demostraron que la ira genera aumento de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y de la testosterona. Incluso si enojándote, maltratando y gritando consiguieras tu objetivo, el costo que habrías pagado habría sido demasiado alto. Siendo cálido y amable, comprensivo y paciente pondrás en marcha, por el contrario, cambios fisiológicos que te harán entrar en un círculo virtuoso. Sentirás tú mismo una paz y una serenidad que, transmitida a tu entorno, no podría sino mejorar las cosas. Conseguirás así mucho más que agrediendo y estarás además, aportando tu granito de arena en la construcción de un mundo mejor.

martes, 23 de septiembre de 2014

LA tarea de tu lista

Son muchas las cosas que haces cada día. Cientos de acciones para llevar a cabo decenas de tareas. Algunas de ellas, aunque más no sea una, ¿están alineadas con tu propósito rector, con tu más elevada visión de ti mismo y de ésta, tu vida? Solemos pasarnos corriendo detrás de las urgencias cotidianas, de las cosas que parecen importantes pero que, si las miras desde lo más profundo de tu ser, verás que en realidad resultan insignificantes. Ya sabes que estás para algo más importante, trascendente, pleno y realizador que para tan sólo correr tras el vértigo cotidiano, que para limitarte a vaciar una lista de cosas para hacer. No te estoy diciendo que las dejes de lado. Claro que debes hacer lo que debes hacer. Lo que si te digo es que incluyas en esa lista al menos una de las cosas que te acercarán un poquito a tu sueño, a tu pasión, a tu verdadera razón de ser. Haciéndolo, todas las otras cosas de esa lista se beneficiarán, fluirán suave y eficientemente, y tú sentirás un poquito más de esa, tan anhelada, felicidad.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Amigarte con tus problemas

Ya es momento de que lo aceptes. Generalmente insignificantes, a veces moderados y de vez en cuando enormes, los problemas y los desafíos forman parte de la vida. Es así de simple. Sin ellos, esta vida no sería esta vida. Y por más idílico que parezca, si tuvieses todo resuelto sería aburridísimo. Estarás de acuerdo entonces en cuanto a que escaparte o esconderte de los problemas carece absolutamente de sentido. Porque haciéndolo, les estarás dando tiempo el tiempo necesario para que crezcan y se desarrollen. En lugar de pelearte con tus problemas, adopta una estrategia diametralmente opuesta: Sal a su encuentro, sorpréndelos abrazándolos y agradeciéndoles su presencia, comprendiendo de una vez por todas que están allí para ayudarte, que si han venido es porque los necesitas. Desarrollarás entonces las habilidades necesarias para resolverlos, adoptarás las actitudes que, ya sabías, los resolverán. Descubre las oportunidades que se esconden detrás de cada problema y de cada desafío y estarás haciendo realidad aquello de que de las crisis, se sale fortalecido.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Ser Feliz, de eso se trata

No importa cuánto poder acumules. No importa lo que piensen los demás. No importa si los impresionas con tus palabras o con tus acciones; o no. Tampoco importa qué título profesional, posgrado o trabajo tengas. Ni tu auto, tu modelo de teléfono celular o la raza de tu perro, si es que tienes uno. En realidad, lo que verdaderamente importa es que seas feliz haciendo lo que haces y viviendo como vives. De eso se trata. Si así no fuese, replantea el juego y revisa qué es lo que debes empezar a cambiar. Porque lo que si importa es que aquello que generes, que crees, que aportes sea valioso, positivo y enriquecedor para ti, para quienes te rodean y para el mundo en general. Importa que lo disfrutes pase lo que pase, que puedas aportar una sonrisa y que seas fiel a tus valores. Que marques una diferencia. Que recuerdes a qué viniste, y que lo hagas. No mañana. No el año que viene. Hoy. Aquí. Ahora.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Tu Don

Algunos tienen la bendición de nacer con su don a flor de piel. Ellos no tienen dudas. Su don es tan evidente y los apasiona tanto que no pueden hacer otra cosa que ser fieles a él. Otros, se pasan la vida sin haberse enterado cuál era. Un tercer grupo, quizás el más numeroso lo sabe o al menos lo intuye, pero lo ignora. Un mar de excusas los separa de ese milagro que tienen al alcance de la mano. Es una verdadera pena. Porque tu don te conecta con tu misión, con el sentido profundo del por qué estás aquí. Tu verdadero propósito late al compás de ese don que está esperando ser respetado, perseguido, profundizado, elevado y concretado. La felicidad que tanto buscas estás allí, justo debajo del don que aguarda ser descubierto, reconocido y puesto de manifiesto. Si no lo conoces, ábrete a él con todos tus sentidos y allí estará, presente como siempre lo ha estado, mirándote desde lo más profundo de ti. Si lo conoces deja de hacerte el distraído y abandona las excusas. Si ya lo estás cultivando, valóralo porque eres un privilegiado, y sigue disfrutando a pleno la felicidad de tu existencia. Mientras lo piensas, mira a este niñito de 3 años (que ahora tiene 18) y saca tus propias conclusiones… https://www.youtube.com/watch?v=O4Girrb66lY#t=29

miércoles, 13 de agosto de 2014

Des-enojarte

Pedirte que no te enojes no tendría sentido. En la vorágine cotidiana en la que solemos vivir es algo prácticamente inevitable. Pero lo que si puedes es des-enojarte lo más rápido posible. Esa reacción instintiva, muchas veces automática, puede ser reconocida y detenida a tiempo. Es que si el enojo sirviese de algo, ¡adelante con él! Pero no… no sólo que no sirve de nada, peor aún, es contraproducente. Para ti, para quienes te rodean y para aquello con lo cual te enojas. Estar enojado dispara un conjunto de reacciones en tu organismo que nada bueno producen. Estando enojado no puedes pensar con claridad, haciendo más difícil aún la resolución de eso que te había fastidiado. Aquél con quien te enojas sufre también las consecuencias. Ya sea que tengas razón o no –y muchas veces no la tendrás- harás que se sienta humillado, dañando su auto estima y haciendo más difícil que pueda comprender y modificar, si correspondiese, el comportamiento que te había molestado. Por el contrario, una actitud paciente y pacífica, amorosa y comprensiva obrará milagros, no sólo en quienes te rodean, también en ti mismo. La próxima vez que te escuches reaccionando con enojo, recuerda transformarlo en paciencia y comprensión lo antes que puedas. Date cuenta de que no sirve, de que no tiene sentido. Cambia gritos por una disculpa. Si te animas, agrega también un abrazo y ante la sorpresa de tu interlocutor, sonríe disfrutando de tu cambio. ¡Estarás creciendo!

miércoles, 30 de julio de 2014

Aprendizaje

Las cosas no son fáciles. Tampoco son difíciles. Son, simplemente. Lo que les aporta el grado de complicación o simpleza es tu propia percepción, experiencia, conocimientos. Si percibes algo como “fácil”, será porque ya has atravesado una situación similar o porque consideras contar con las herramientas y los conocimientos necesarios para resolverlo. Enfrentar constantemente cuestiones fáciles termina siendo, sin embargo, aburrido y desmotivante. Son las cosas difíciles las que le dan sabor y sentido a la vida, porque te desafían. A aprender, a experimentar algo nuevo y desconocido, a salir fortalecido del intento. Si estás parado ante algo de eso que sientes “difícil”, ante todo aleja el miedo. Ese que es útil para hacerte sentir que debes estar alerta es bueno, pero una vez que haya cumplido su cometido sácalo de tu vida antes de que se convierta en ese otro tipo de miedo, el que paraliza. Ya sea que se trate de un tema difícil en la escuela o en la universidad, en tu trabajo o en una relación, con amigos o con tu pareja, con tu jefe, tu hermano, tu hijo o tu papá, siempre se trata de lo mismo: Aprendizaje. Aprender lo que la vida está intentando enseñarte. Apréndelo solo o con ayuda, pero apréndelo. Es eso lo que te llevará a una nueva sensación de facilidad, dejándote listo para volver a empezar el ciclo una vez más. De eso se trata, de abandonar tu zona de confort en busca de ese nuevo escalón en la escalera de la vida; y de ti depende que no sea desesperante, sino fascinante y divertido.

miércoles, 23 de julio de 2014

Vivir desde tu esencia

De vivir más desde tu esencia que parado sobre tu ego. De eso se trata. Más desde la intuición que desde la razón. Más desde el alma que de la mente. Porque aunque no estés acostumbrado a entenderlo así, en realidad no eres un cuerpo que lleva un alma vibrando en su interior. Lo que en realidad eres es un alma, transitoriamente en ese cuerpo que te lleva de aquí para allá. Trata de ser consciente de esto, intenta conectar con tu verdadero Ser, con la realidad que es y no con aquella que parece ser, y tu vida tomará el camino que vibra en sintonía contigo.

miércoles, 9 de julio de 2014

Así no era...

Afloja esa mandíbula, relaja los hombros dejándolos caer, cierra los ojos sintiendo cómo pesan los párpados y respira profundo. Esta no es una carrera contra el tiempo. No era la idea que te pasaras las horas, los días, los meses… la vida, protestando por las circunstancias, luchando con ellas y esperando las vacaciones para disfrutar. Tu vida es otra cosa. Que puedas recordarlo y ponerlo en práctica no depende de ninguna circunstancia externa a ti ni de nadie más. La decisión está en tus manos y puedes tomarla en un tan sólo un segundo. Este. Tu vida es un milagro que merece ser tratado como tal. Claro que hay problemas y dificultades y enfermedades y disgustos. Puedes verlos así. Es tu elección. Pero también puedes verlos como las oportunidades que traen consigo, como los desafíos que tú mismo te has puesto para aprender lo que has venido a aprender. Disfruta de todo, aunque hacerlo parezca una locura, y observa cómo todo empieza súbitamente a encajar en su lugar, cobrando sentido. Sal de tu pequeña perspectiva mirando en cambio la imagen satelital de tu propia vida. Comprenderás tantas cosas… Y la paz interior que tanto anhelas será, entonces, una realidad a la que podrás volver, cada vez que te olvides.

martes, 24 de junio de 2014

Reemplazando pensamientos

Presta atención y te darás cuenta. La mayoría de las veces ese vacío que sientes, esa angustia que te impide sonreír, son puro producto de tus pensamientos. En tu mente y de la nada, das forma a situaciones imaginarias, fantasías que te entristecen, te preocupan, te impiden disfrutar. Imaginas que discutes con alguien… y encima sales perdiendo! Escuchas como alguien te cuestiona, discrepando con tus puntos de vista o tus creencias, y dudas hasta de tus más fuertes convicciones! Date cuenta de que tienes esa maravillosa capacidad de pensar para utilizarla a fondo, justamente, pero en positivo. Saca esos pensamientos negativos y reemplázalos por otros, igual de poderosos, igual de detallados, pero en los cuales converses en lugar de discutir, convenciendo al otro imaginario en lugar de quedar en desventaja. Coloca en tu mente recuerdos de momentos exitosos, plenos, positivos, y sonreír no será ya difícil y forzado, sino simple y natural.

miércoles, 18 de junio de 2014

Manija en positivo

Sonríe más. Ríe más. Y aunque te parezca ridículo, si no crees tener motivos para hacerlo, búscalos. Si tienes problemas, recuerda que no eres el único. Recuerda que, te guste o no, es así como funcionan las cosas en este plano. Si tienes problemas, enfrentándolos con fastidio y malhumor sólo lograrías empeorarlos. En más de un área de tu vida tienes motivos para sonreír. Enfócate en ellos y hazlo. Sonríe aunque no lo sientas y mucho antes de lo que supones tendrás ganas de sonreír. Darte manija en negativo demanda tanto o más trabajo que hacerlo en positivo. Mueve la manija de tu actitud en positivo y sonríe riendo mientras te das cuenta de que aquellos problemas, en realidad sí tenían soluciones, sólo que tu mala onda no te estaba dejando verlas.

domingo, 8 de junio de 2014

Deja de juzgar

Deja ya de juzgar. No cuentas con todos los elementos como para hacerlo. No sabes qué le pasa al otro. No conoces su historia, ni sus circunstancias. Aunque creas que lo conoces, las apariencias engañan. Si tantas y tantas veces no te conoces ni a ti mismo… si tantas veces no sabes ni siquiera qué quieres ni por qué estás del humor que estás, ¿Cómo podrías asegurar que conoces a ese otro que, con tanta liviandad, juzgas sin pensar? En lugar de juzgar, mejor concéntrate en comprender, aceptar, perdonar.

domingo, 25 de mayo de 2014

Obligarte a disfrutar

Entonces, en estos últimos 10 días desde aquella reflexión del 14 de mayo… ¿cuánto has disfrutado? Esta última semana… estos últimos días… ¡hoy! ¿Cuáles de las cosas que has hecho HOY te han dado alegría, placer, felicidad, plenitud o realización? Piensa en las últimas dos o tres cosas que has hecho HOY. Ya sea que hayan sido de la lista de los “tengo que…” o de los “quiero…”, ¿las hiciste con una sonrisa; o serio y preocupado? ¿Las hiciste siendo consciente de lo que estabas haciendo, poniendo tu intención en lo que hacías; o apurado, enojado, molesto y fastidiado? Es que es allí donde encontrarás la punta del ovillo. En tu actitud. Esfuérzate, recuérdate, oblígate a hacer, lo que sea que hagas, con actitud positiva, agradecido por estar aquí y por estar pudiendo hacerlo, ¡aunque lo que estés haciendo no te guste! No es ser naive, ni es ser ingenuo. Es entrar en sintonía con la onda positiva que la vida tiene para ti, esa que te está esperando a la vuelta de cada esquina de tu rutina cotidiana. Pruébalo. Haz el intento, unos días nomás, y verás que vale la pena.

miércoles, 14 de mayo de 2014

De ser feliz... de eso se trata!

La Vida está esperando que disfrutes. Todo lo que te han dicho en cuanto a que el crecimiento espiritual se logra únicamente a través del sufrimiento, es mentira. Lo que pasa es que si no lo entiendes por las buenas, no le dejas alternativa a la Vida. Y es así como terminas aprendiendo, aunque más no sea un poquito, pero a la fuerza. Recuerda. Has venido a disfrutar y a ser feliz. Cuanto más creas en la injusticia, cuanto más te pelees con las circunstancias, cuanto más serio y amargado transcurras tus días, más lejos estarás del verdadero objetivo, y más cerca de pasarla mal. Y cuando así sea, tendrás en tus manos los motivos que justifiquen tu enojo, retroalimentando así tu propio círculo vicioso. Dale la vuelta, transforma ese círculo en virtuoso y acércate firme y alegremente a lo mejor que la Vida está intentando regalarte.

lunes, 5 de mayo de 2014

Estás aquí!

Y entonces, si ya tienes claro qué es lo que de veras quieres hacer… ¿qué estás esperando para hacerlo? Las circunstancias nunca, NUNCA, serán perfectas. Siempre habrá un montón de motivos, una pila de razones perfectamente comprensibles para postergarlo. Este es un excelente momento para comenzar. O para retomar aquello que ya has encarado una o varias veces, y que otras tantas has dejado de lado. En este punto en el cual ahora te encuentras tienes todo lo necesario para dar un paso. Uno solo. Empieza despacito, porque lo perfecto es enemigo de lo bueno y porque si no lo haces cuando quieras darte cuenta, mirando atrás no verás otra cosa que arrepentimientos. Es mentira que estás aquí para sufrir. Estás aquí para recordar para qué estás aquí, en primer lugar, y para disfrutar, crecer y ser fiel a quien tú de verdad eres. Anímate. Ahora.

sábado, 26 de abril de 2014

Tu verdadero deseo

¿A veces te preguntas qué estás esperando para hacer lo que deseas hacer? Incluso antes de eso, ¿te has preguntado últimamente qué estás esperando para descubrir qué es lo que realmente deseas hacer? Primero, antes que nada, pregúntate cuál es tu verdadero deseo. No el de tus padres. No el de tu entorno. No el del “qué dirán”. TU deseo más profundo. ¿Lo tienes claro? ¿Estás seguro de que ese es tu más sincero deseo? Si así no fuere, he aquí una pequeña gran ayudita: Ese susurro suave y recurrente, silencioso y penetrante que vuelves a escuchar una y otra vez, ese susurro que cada tanto pasa por tu mente, es él quien tiene la respuesta. Escúchalo, préstale atención y hazle caso. En algún lugar dentro de ti, ya sabes que bien vale la pena.

sábado, 19 de abril de 2014

Entender por qué

No culpes a los demás por lo que te sucede. Ni te culpes a ti mismo. No busques culpables, en realidad. No pierdas tiempo ni energía haciéndolo, porque no tiene sentido… está todo bien. Todo es como debe ser. En lugar de buscar culpables, busca entender por qué. Todo, absolutamente todo está allí por alguna razón y eres tú –la parte sabia de ti mismo- quien ha escrito el guión y armado la escenografía. Tu misión, tu objetivo, es recordar por qué. Para qué. Hazlo, encuéntrale el sentido y se fiel a lo que descubras. Tu vida se iluminará, y con ella, el camino que lleva a tu destino.

martes, 1 de abril de 2014

Disfrutarlo

Cuando tengas que hacer algo, hazlo con placer y con alegría. Con entusiasmo y actitud positiva. Si de todas maneras vas a hacerlo. Sea lo que sea de lo que se trate la tarea, y cuanto más desagradable te parezca, haz el esfuerzo y proponte disfrutarlo. Si lo que tienes que hacer te gusta, con más razón aún pon lo mejor de ti en el intento. No te conformes con tan sólo cumplir. Busca la excelencia en todo lo que hagas. Estarás expandiendo buena onda, y buena onda será lo que recibirás.

sábado, 22 de marzo de 2014

Tu pasión

¿Cuál es tu propósito en la vida? Si lo tienes claro, recuérdalo cada día y asegúrate de hacer algo al respecto. Algo que te haga avanzar por el camino que lleva hacia allí. Si no lo tienes claro, pregúntate cuál es tu verdadera pasión. Conecta con ella porque es allí donde descubrirás para qué has venido. Ya sabes que no se trata de tan sólo sobrevivir sino de VIVIR, con mayúsculas y en plenitud. Ahora, ya, además de saberlo desde la razón, vívelo desde la acción. Descubre tu verdadera pasión, y sé fiel a ella.

martes, 11 de marzo de 2014

Pequeñas grandes cosas

No pierdas de vista las cosas importantes. Es que suelen ser pequeñas, cotidianas, y justamente por pequeñas y cotidianas, terminas dándolas por sentado. Las aparentemente “grandes” cosas, esas que suelen ser complicadas y trabajosas, no son tan grandes como parecen. Pero se disfrazan de importantes. Estate presente en el aquí y en el ahora, disfrutando los pequeños hechos de tu vida. Conecta, primero y a fondo, con esas “esencias esenciales” que le dan sentido y verás que todo lo demás no era ni tan urgente ni tan importante como querían hacerte creer que era.

jueves, 27 de febrero de 2014

Perseverancia, o testarudez

Si la primera vez no sale como esperabas, inténtalo de nuevo. La segunda vez podrás ajustar lo que no anduvo bien. Las probabilidades de éxito serán, entonces, mayores. Sigue intentando, aprendiendo y volviendo a intentar. Hasta que lo logres; o hasta darte cuenta de que no vale la pena seguir. Si eso que deseas es un deseo verdaderamente tuyo, persevera, porque lo lograrás. Sin embargo, ten cuidado, porque demasiadas veces ese deseo no viene de tu interior. Si es adquirido, o impuesto, déjalo de lado. Porque nunca lo conseguirás y, aunque así fuere, de nada te serviría. Estate atento y enfoca tu tiempo y tu energía perseverando donde vale la pena. Persevera, si, pero no tanto como para convertir perseverancia en testarudez.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Momentos Mágicos

Hay momentos de tu vida que son mágicos (nota por favor que dije “son”, y no “fueron”). Revívelos. Date tan sólo unos minutos y, apenas termines de leer estas líneas quédate tranquilo, respira profundo, cierra los ojos y revívelos. En esos momentos estabas Tú. Quiero decir que no sólo estabas tú… también estabas Tú. Y fueron mágicos. Puede ser una de esas caUSalidades con las que Tú intentas que tú despiertes. O el nacimiento de un hijo, el día en que lo engendraron, o cuando te diste cuenta de que ese otro que reflejaba su mirada en la tuya era, finalmente, “ese” otro que habías estado esperando. O cuando lograste eso que, tiempo atrás, parecía absolutamente imposible. Cada uno conoce los suyos, y cada uno sabe cuáles son esos instantes especiales, mágicos, plenos y que hasta podrían parecer, mirando atrás, “irreales”. Recórrelos, revívelos. No es una pérdida de tiempo, es una inversión. Créeme que, si lo haces, las chances de que tu día sea brillante, hermoso, increíblemente efectivo, pleno y lleno de felicidad, aumentarán considerablemente. ¿Qué otra cosa tienes, más importante aquí y ahora, que encontrarte conTigo mismo para transitar, esta jornada, con Todo Tu Ser?

viernes, 7 de febrero de 2014

No los apures. No los engañes. No los asustes ni los amenaces. No les digas a todo que si. Respétalos, escúchalos, abrázalos. Estando, estate de veras. Espéralos, ellos no tienen tus urgencias ni tu sentido del tiempo. Juega con ellos más de lo que juegas. Ponte a su nivel y deja que su fantasía e imaginación te lleven a su mundo, al menos por un rato. Siente así, otra vez, lo que se siente siendo un niño, recuerda lo que sentías cuando apenas empezabas a recordar. Recuerda cuáles eran tus sueños, y vuelve a soñarlos... tus juegos preferidos, y vuelve a jugarlos. Y entonces, con más convicción aún que antes, no los apures, no los engañes, no los asustes ni los amenaces.

miércoles, 15 de enero de 2014

Todo es relativo

Tus problemas no son tan serios ni tan graves como crees. En realidad, por más serios y graves que sean, lo importante es que te des cuenta de que siempre podrían ser más serios y más graves aún. Aunque tú, paradito en medio de semejante circunstancia, no puedas ni siquiera considerarlo. Pregúntate, entonces, qué es lo peor que podría llegar a pasar y por lo general, te sorprenderá la respuesta… no parecerá tan terrible como creías. Aléjate un poco, toma distancia, tranquilízate respirando profundo y observa la situación como si no fueras tú quien la está viviendo. No sólo reconocerás que podría ser peor de lo que es, mucho peor; sino que además seguramente puedas llegar a intuir cuál es la oportunidad que se esconde detrás de eso que estás atravesando. Desde ese nuevo lugar hasta el punto en el cual empezar a cambiar tu actitud, habrá tan sólo un paso.

viernes, 10 de enero de 2014

Buena onda, porque si

Sé amable. Baja un par de cambios. Conecta, y cuando escuches, escucha. Mira cuando mires. Presta atención. Permite que el otro termine lo que está diciendo, sin interrumpirle. Pide las cosas con respeto. Y si eres tú a quien le piden algo, piensa antes de responder. No digas que no “porque no”. Intenta resolver eso que te han pedido. No maltrates. No generes mala onda. Sonríe más, sin ningún motivo, sólo por el don de estar, aquí, ahora. Una actitud alegre, amable, entusiasta y positiva le hará bien a todo tu entorno. Pero el primer beneficiado, el más beneficiado, serás tú.

martes, 7 de enero de 2014

No lo envidies, inspírate

Si alguien en tu entorno lo logra, si alguien tiene éxito, lo ha hecho bien, recibe una felicitación o consigue algo que estaba intentando, alégrate. Pero alégrate de verdad. Y exprésalo. Te hará bien. Te conectará con el polo positivo de tu propia energía. Por el contrario, sentir envidia te llevaría automáticamente a experimentar malestar, enojo, frustración, resentimiento y otro conjunto de emociones negativas que nada bueno te aportarían. Si alguien pudo y está feliz, súmate a su alegría, aprende de su manera de encarar las cosas, de su actitud, de su estilo. Alégrate, busca inspiración en su logro, y estarás más cerca de alcanzar el tuyo.

miércoles, 1 de enero de 2014

Feliz Año Nuevo

Aquí y ahora, echa una mirada atrás evaluando cuáles de las cosas que te habías propuesto pudiste concretar. Piensa y clarifica entonces qué es lo que te propones de aquí para adelante. Define tus dos o tres grandes objetivos para el año y desagrégalos en metas más pequeñas. Plantea luego las acciones que te llevarán a alcanzar esas metas. Revisa periódicamente cómo vas avanzando y ajusta el rumbo según sea necesario teniendo siempre presente el Norte de tu brújula mental. Deja algo de espacio para ir fluyendo con la vida, pero no tanto como para andar a la deriva arrastrado por el viento. Y por sobre todas las cosas, sonríe. Con cada pequeño logro, sonríe. No dejes de disfrutar en cada oportunidad que tengas, sin dar nada por sentado. ¿De qué te sirve hacer lo que haces, si no te hace sonreír? Y así, tus deseos se harán realidad y tu año será, de veras, feliz... ¡Feliz Año Nuevo!

jueves, 26 de diciembre de 2013

Felicidad

Felicidades! Felices Fiestas… Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo… todas estas expresiones has venido escuchando y escucharás, una y otra vez en estos días. Es muy lindo y está muy bien que haya tanta buena onda dando vueltas… pero en realidad tú no necesitas tanto deseo para ser feliz. Y no vas a ser más o menos feliz en función de la cantidad de veces que esas frases repiqueteen en tus oídos. Agradece en cambio cada una de las bendiciones en tu vida, una por una. Hazlo al acostarte y a la mañana siguiente verás que te has quedado dormido antes de haber llegado tan siquiera a una décima parte de todo lo que tienes para agradecer. Todas ellas son, en si mismas, motivo de felicidad. No las des por sentado. No permitas que los problemas, las preocupaciones, las circunstancias cotidianas; te hagan olvidarlas. Agradece, y siente la felicidad que ya está en tus manos.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Las cosas que pasan, pasan. Simplemente, pasan. Suceden. Ocurren. Y "pasan". Todo pasa. Lo bueno pasa, así que disfrútalo a pleno, sin permitir que el vértigo cotidiano te impida darte cuenta. Y lo malo pasa, así que no dejes que te angustie ni te amargue. Y más aún, recuerda que no existe "bueno" y "malo" en esos términos. Las cosas que te desagradan, te molestan o te duelen y a las que llamas "malas", son en realidad tan útiles y necesarias como todo lo demás. Acéptalo, incorpóralo a tu manera de ver y sentir la realidad y verás cómo eso que considerabas malo, mejora inmediatamente.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Acciones conscientes

Para qué haces lo que haces? Es cierto, muchas de las tareas cotidianas no dan lugar a elección. Hay que hacerlas, y punto. Pero si de todas maneras vas a hacerlas, que sea con una sonrisa, por tu bien y por el de quienes te rodean. Muchas otras cosas, en cambio, si son producto de tu elección y bien podrías elegir hacerlas o evitarlas. Pregúntate, cada tanto, si estás eligiendo lo que estás haciendo. Ten presente, entonces, que todo lo que hagas debería tener un por qué, y que ese por qué debería llevar, en última instancia, a tu felicidad. Busca hacer algo, cada día, que te de plenitud y realización. No te permitas transcurrir cual autómata vacío de sentido por tu Vida.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Sincronicidad

Hay momentos, circunstancias, hechos de la vida que parecen absolutamente mágicos. Son, absolutamente mágicos. Son esos momentos en que te dices a ti mismo, entre incrédulo y sorprendido, que tantas “casualidades” hilvanadas unas con otras en una maravillosa conjunción a través del tiempo, cobrando sentido súbitamente en ese instante no pueden, simplemente, ser casualidad. Cuando eso ocurre, es la Vida la que te está diciendo algo. Algo importante, trascendente, crucial para ti, seguramente relacionado con tu propósito más profundo. Cuando eso ocurra, abre todos tus sentidos a ese algo que la Vida te esté diciendo. Respira hondo, date el permiso de sentir, toma coraje y hazle caso. Busca descifrar ese mensaje, compréndelo dando lugar al corazón y no sólo a la razón. Tiempo después, mirando atrás, sabrás que habrá valido la pena.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Intuición

Ante la duda, abstenerse. Deja de dudar y hazlo, pero hazlo ya. Dos afirmaciones igual de sabias, concretas, contundentes. Y aparentemente contradictorias. Sin embargo son, en realidad, complementarias. Si estás dudando, que si que no, sopesando cada pro y cada contra, no lo hagas. Quédate quieto. Haz una pausa. Silencia tu bullicio interior y aléjate del ruido exterior. Por unos minutos al menos. Cierra los ojos y siente. Deja de pensar tanto y dale lugar a tu “sensación estomacal”. A esa intuición visceral que te empuja a hacerlo, o a evitarlo. Y entonces, conectando con ella, hazle caso al segundo consejo. Deja entonces ya de dudar y haz lo que esa voz interior te esté diciendo, a gritos o susurrando. No te hagas el sordo ni el distraído. Hazle caso, y no te equivocarás.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Felicidad

A qué hora, de qué día, de que año te permitirás ser feliz? Qué te hace falta para serlo? Si te pasas la vida esperando, la que pasará a tu lado será la vida. Qué es lo que estás esperando? Que las circunstancias sean esas bajo las cuales estés listo, entonces si, para ser feliz? Ese día no llegará. Nunca. Porque aunque llegase, tú habrás cambiado, tu entorno habrá cambiado, y aquellas condiciones ya no serán válidas. Ser feliz no depende de una condición determinada. Zambullete, vive intensamente, comprométete, diviértete, resuelve los problemas que la vida te presente, porque de eso se trata. Así sentirás la felicidad en los instantes cotidianos y ellos, encadenados unos con otros, te darán la plenitud que lleva a esa tan ansiada felicidad.